Mundo

Cinco formas de construir a partir del Informe sobre el estado de la sociedad civil de 2022

– 2022 está a mitad de camino. Claramente, este es un año de enormes trastornos, disturbios y controversias. Terribles crímenes de guerra están causando estragos en Ucrania.

El conflicto está alimentando costos de vida muy altos, afectando a los más vulnerables, mientras ya enfrenta los efectos adversos de la pandemia y el clima extremo causado por el cambio climático.

En este caso, los ciudadanos preocupados y las organizaciones de la sociedad civil están respondiendo protestando contra la mala administración, haciendo campaña por la justicia y ayudando a los más afectados. El Informe sobre el estado de la sociedad civil de CIVICUS de 2022 analiza los acontecimientos mundiales y hace un seguimiento de la situación actual.

Se destacan cinco resultados con implicaciones para el futuro que se destacan a continuación.

1. Las protestas mundiales están impulsadas por el aumento de los costos de combustible y alimentos

Los gobiernos de todo el mundo no protegen a las personas de los efectos de los aumentos masivos de precios exacerbados por la invasión ilegal de Ucrania por parte de Rusia. Las compañías de combustibles fósiles están obteniendo ganancias récord y muchas personas, que ya están bajo la presión de la pandemia, están luchando para llegar a fin de mes.

La ira pública por los mercados corruptos y disfuncionales va en aumento. En Sri Lanka, el Primer Ministro renunció recientemente al cargo de Primer Ministro por las manifestaciones masivas contra el capitalismo de amigos. En Indonesia, los estudiantes protestaron por el aumento del costo del aceite de cocina. En España, los aumentos en los precios de los alimentos, la energía y los combustibles llevaron a miles a las calles a principios de 2022.

En contextos más brutales se cuestiona la brutalidad del Estado. En Kazajstán, más de 200 civiles han sido asesinados con impunidad tras las protestas por el aumento del precio del combustible en enero.

También se informó de violencia mortal en respuesta a las recientes protestas por los precios de los alimentos en Irán. En entornos políticos controvertidos como los territorios palestinos ocupados, el potencial de ciclos renovados de protesta y violencia estatal sigue siendo alto.

2. Son tiempos terribles para la democracia pero también hay éxito

Las instituciones y tradiciones de la democracia se enfrentan a crecientes ataques de las fuerzas antidemocráticas. Vuelven los golpes militares. En Burkina Faso, los ejércitos de Guinea, Malí, Myanmar, Sudán y Tailandia están al frente de los gobiernos.

En Túnez, un presidente que destituyó al parlamento, tomó el control del poder judicial y está reescribiendo la constitución está impulsando avances difíciles. El compromiso constitucional de la India con el mundo está bajo la presión de la intolerancia religiosa promovida por su partido gobernante. En El Salvador, un presidente de extraordinaria majestad legislativa se está deshaciendo de los frenos y contrapesos democráticos.

En Nicaragua, un presidente presidente organizó una elección fraudulenta, habilitada por la defensa de las masas. En Turkmenistán, el presidente saliente entregó el cargo a su hijo. En las elecciones filipinas, dos dinastías autoritarias se aliaron para ganar la presidencia y la vicepresidencia a través de una campaña de desinformación y falsificación de la historia.

Sin embargo, también hubo puntos brillantes, con una movilización exitosa para fortalecer la democracia. En la República Checa y Eslovenia, votaron los líderes políticos que mantuvieron la división. En Australia, el actual gobierno fue golpeado por no actuar sobre el cambio climático, luego de casi una década en el poder.

Mientras tanto, Chile eligió al presidente más joven y más infame de todos los tiempos, y su elección de gabinete refleja la diversidad del país y su compromiso con la justicia social. Honduras eligió a su primera mujer presidenta, con una plataforma progresista para abordar la pobreza, ampliar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y combatir la corrupción.

3. La lucha por la justicia y la igualdad cobra impulso

A pesar de la contrapresión de los grupos anti-derechos sobre los avances en justicia de género obtenidos con tanto esfuerzo en Afganistán y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en países como Polonia y EE. UU., la trayectoria global general está mejorando.

En varios países de América Latina, incluidos Colombia, Ecuador, El Salvador y México, se relajaron las restricciones al aborto. Mientras los políticos oportunistas en Ghana y Hungría están tratando de sacar ventaja política culpando a las personas LGBTQI+, en todo el mundo la normalización de los derechos LGBTQI+ se está expandiendo.

Recientemente, el pueblo suizo votó a favor de la ley de matrimonio igualitario. Incluso en el desafiante contexto de Jamaica, la sociedad civil ha logrado avances a través del sistema regional de derechos humanos.

Después de años de campaña de la sociedad civil, que está dando forma y creando cada vez más el valor de la diversidad, se ha recorrido un largo camino. Una nueva generación, joven y diversa, está creando movimientos para promover la justicia racial y exigir equidad para los excluidos. Están incorporando reclamos de derechos para todos que pueden tener un impacto en una mejor democracia y economías inclusivas.

4. La acción sobre la justicia climática tiene el potencial de transformar

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático ha declarado a través de sus informes recientes que los gases de efecto invernadero deben reducirse significativamente para evitar desastres. A medida que la población desproporcionadamente excluida continúa sintiendo las presiones del cambio climático, los movimientos de la sociedad civil están instando a los gobiernos a que hagan recortes ambiciosos en las emisiones.

Es probable que la actividad, incluidas las marchas, las huelgas por el clima y la desobediencia civil no violenta, aumente a medida que aumenta el número de poblaciones que sienten los efectos de las tormentas destructivas, las olas de calor y las inundaciones.

La acción crítica en la calle se seguirá complementando con otras medidas. El litigio climático está creciendo, lo que lleva a avances significativos, como un fallo de un tribunal holandés que obligó a Shell a comprometerse con la reducción de emisiones.

La actividad de los accionistas contra las industrias contaminantes y sus financiadores se está intensificando, y los fondos de pensiones están bajo una presión cada vez mayor para desinvertir en empresas de combustibles fósiles. Hay esperanza para el futuro debido a la intersección del movimiento climático.

5. La ONU necesita revivir

Un objetivo clave detrás de la fundación de la ONU en 1945 fue ‘salvar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra’. La experiencia de los últimos años, incluso en la República Democrática del Congo, la región del Sahel, Siria, Yemen y muchos otros, muestra que el historial de la ONU en materia de prevención y prevención de conflictos es escaso.

La invasión ilegal de Ucrania por parte de Rusia y los ataques brutales contra la población civil han expuesto aún más las debilidades fundamentales. Rusia tiene un papel de veto como uno de sus cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, aunque la Asamblea General de la ONU votó para suspender a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Se espera que los líderes de la ONU reafirmen su creencia en los derechos humanos fundamentales y establezcan «condiciones de justicia según el derecho internacional», pero a menudo luchan por encontrar una solución cuando estados poderosos han cometido graves violaciones de los derechos humanos, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Gran parte de la energía de la ONU parece estar centrada en la respuesta humanitaria y la gestión de crisis para lograr una diplomacia preventiva eficaz y justicia para las víctimas. La participación significativa de la sociedad civil y el acceso a áreas clave pueden ayudar a superar estas deficiencias burocráticas. No importa, revivir la ONU requerirá coraje y visión tanto dentro como fuera.

El mundo de hoy se caracteriza por la crisis y la volatilidad, donde las fuerzas regresivas están instigando una regresión feroz contra las luchas por la igualdad y la dignidad, pero también cuando las acciones resueltas de la sociedad civil están logrando victorias vitales para la humanidad.

Mandeep Tiwana es directora de programas y representante de la sede de la ONU en Nueva York en CIVICUS, la alianza global de la sociedad civil.

Oficina de las Naciones Unidas

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba