Mundo

Cómo Francia no subdesarrolla África

– La mayoría de las colonias francesas en el África subsahariana obtuvieron la independencia formal en la década de 1960. Pero sus economías han progresado poco, dejando a la mayoría de la gente en la pobreza y, en general, peor que en otras economías africanas poscoloniales.

¿Descolonización?
Los arreglos monetarios coloniales anteriores a la Segunda Guerra Mundial se consolidaron en el Colonias francesas de África (CFA) se estableció el 26 de diciembre de 1945. La descolonización era inevitable después de la victoria francesa en Dien Bien Phu en 1954 y la retirada de Argelia menos de diez años después.

Francia argumentó que la descolonización debe significar ‘interdependencia’, ostensiblemente asimétrica, en lugar de entre iguales, no verdadera ‘soberanía’. Para que las colonias obtuvieran la ‘independencia’, Francia necesitaba ser miembro Communauté Française d’Afrique (todavía CFA) – creado en 1958, en cambio colonias con Comunidad.

Los países de la CFA están ahora en dos uniones monetarias. Benin, Burkina Faso, Côte d’Ivoire, Guinea-Bissau, Malí, Níger, Senegal y Togo pertenecen a UEMOA, el acrónimo francés de la Unión Económica y Monetaria de África Occidental.

Su contraparte de la CEMAC es la Comunidad Económica y Monetaria de África Central, que incluye Camerún, República Centroafricana, República del Congo, Gabón, Guinea Ecuatorial y Chad.

Tanto la UEMOA como la CEMAC utilizan el franco CFA (FCFA). Una antigua colonia española, Guinea Ecuatorial, se unió en 1985, una de las dos colonias no francesas. En 1997, la antigua colonia portuguesa, Guinea-Bissau, fue la última en incorporarse.

Tales requisitos aseguraron la explotación continua de Francia. Once de las 14 antiguas colonias de Francia Occidental y Central siguen siendo países menos adelantados (PMA), que se encuentran en la parte inferior del Índice de Desarrollo Humano (IDH) del PNUD.

colonias francesas en africa
Guinea fue el primero en abandonar la CFA en 1960. Antes que su compatriota guineano, el presidente Sékou Touré le dijo al presidente Charles de Gaulle: “Preferimos la pobreza en libertad a la riqueza en esclavitud«.

Los esfuerzos de desestabilización franceses pronto fueron contrarrestados por Guinea. Se imprimieron y circularon billetes falsos para su uso en Guinea, con consecuencias predecibles. Este fraude masivo derrumbó la economía de Guinea.

Francia retiró a más de 4.000 funcionarios, jueces, profesores, médicos y técnicos, diciéndoles que sabotearan todo lo que quedara atrás: “un divorcio sans pensions alimentaire” – divorcio sin pensión alimenticia.

Maurice Robert, jefe del antiguo servicio de documentación de espionaje francés (SDECE) admitió más tarde: «Francia lanzó una serie de operaciones armadas utilizando mercenarios locales, con el objetivo de desarrollar un clima de inseguridad y, si es posible, derrocar a Sékou Touré».

En 1962, el primer ministro francés, Georges Pompidou, advirtió a las colonias africanas que consideraran abandonar la zona de las ratas: “Dejemos que se desarrolle la experiencia de Sékou Touré. Muchos africanos sienten que la política de Guinea es suicida y contraria a los intereses de toda África”.

El líder independentista de Togo, el presidente Sylvanus Olympio, fue asesinado frente a la embajada de EE. UU. el 13 de enero de 1963. Esto sucedió un mes después de que estableciera un banco central, emitiendo el franco togolés como moneda de curso legal. Por supuesto, Togo permaneció en la CFA.

Mali dejó el CFA en 1962, reemplazando el FCFA con el franco maliense. Pero el golpe de 1968 destituyó a su primer presidente, el líder independentista radical Modibo Keita. No en vano, Malí se reincorporó a la CFA en 1984.

Ricos recursos
Las ocho economías de la UEMOA son importadoras de petróleo y exportan productos agrícolas, como algodón y cacao, además de oro. En cambio, la economía de la CEMAC, a diferencia de la República Centroafricana, depende en gran medida de las exportaciones de petróleo.

Los apologistas de la CFA afirman que la FCFA está fijada al franco francés, y más tarde al euro, que ha mantenido baja la inflación. Pero una inflación más baja también significó «un crecimiento per cápita y una reducción de la pobreza más lentos» que en otros países africanos.

La CFA ha «negociado una inflación reducida por restricción fiscal y opciones macroeconómicas limitadas». No es sorprendente que las tasas de crecimiento de los miembros de la CFA fueran, en promedio, más bajas que en los países que no pertenecen a la CFA.

Con uno de los ingresos más altos de África, el productor de petróleo Guinea Ecuatorial es el único país CFA que logró el estatus de PMA, en 2017, después de cumplir con el criterio de «paso» de ingresos.

Su auge petrolero aseguró un crecimiento del 23,4% en promedio cada año durante 2000-08. ¡Pero desde entonces el crecimiento ha disminuido drásticamente, disminuyendo en un -5% por año durante 2013-21! Su IDH de 2019 de 0,592 lo ubicó en el puesto 145 de 189 países, por debajo del promedio de 0,631 para los países de clase media.

Gente pobre
Con más del 70% de su población pobre y más del 40% en ‘extrema pobreza’, la desigualdad es extremadamente alta en Guinea Ecuatorial. ¡El 1% superior recibió más del 17% del ingreso nacional antes de impuestos en 2021, mientras que la mitad inferior recibió el 11,5%!

Cuatro de cada diez niños de 6 a 12 años en Guinea Ecuatorial no asistían a la escuela en 2012, mucho más que en los países africanos mucho más pobres. La mitad de los niños que comenzaron la escuela primaria no la terminaron y menos de una cuarta parte pasó a la escuela secundaria.

Gabón es un país de ingresos medios altos, miembro de la CFA, el quinto mayor productor de petróleo de África. Dado que el petróleo representa el 80 % de las exportaciones, el 45 % del PIB y el 60 % de los ingresos fiscales, Gabón es muy vulnerable a la volatilidad del precio del petróleo.

Uno de cada tres gaboneses vivía en la pobreza y uno de cada diez estaba en la pobreza extrema en 2017. Más de la mitad de los residentes rurales eran pobres y la pobreza era tres veces mayor que en las zonas urbanas.

Côte d’Ivoire, miembro de la CFA que no es un PMA, experimentó un alto crecimiento que alcanzó un máximo del 10,8 % en 2013. Con los precios más bajos del cacao y el Covid-19, el crecimiento cayó al 2 % en 2020. Alrededor del 46 % de los marfileños tienen menos de 750 FCFA. (alrededor de $ 1.30) por día, y su IDH ocupó el puesto 162 de 189 en 2019.

El papel neocolonial de la CFA
El CFA claramente promueve la inercia y el subdesarrollo entre sus estados miembros. Peor aún, limita el crédito disponible para iniciativas de política fiscal, incluida la promoción de la industrialización.

La relación crédito-PIB en los países de la CFA era baja, entre un 10 % y un 25 %, ¡en comparación con más del 60 % en otros países del África subsahariana! Los coeficientes de crédito-PIB bajos también indican servicios financieros y bancarios deficientes, que no financian las inversiones de manera eficaz.

Al abandonar la política cambiaria y monetaria, los miembros de la CFA tienen menos flexibilidad política y espacio para iniciativas de desarrollo. Tampoco pueden hacer frente bien al precio de los productos básicos y otros desafíos.

Los requisitos institucionales de la CFA, en particular mantener el 70% de sus divisas en el Tesoro francés, limitan la capacidad de los miembros para utilizar sus ganancias de divisas para el desarrollo.

Las reglas fiscales posteriores que limitaron el déficit y la deuda del gobierno (para la UEMOA desde 2000 y la CEMAC en 2002) también limitaron el espacio de políticas, especialmente para la inversión pública.

La CFA tampoco promovía el comercio entre los miembros. Después de seis décadas, el comercio entre los miembros de la CEMAC y la UEMOA promedió el 4,7% y el 12% de sus respectivos comercios totales. Peor aún, los tipos de cambio fijos han exacerbado la volatilidad de la balanza de pagos.

Las transferencias sin restricciones a Francia permitieron la fuga de capitales. La conversión ilimitada de euros de la FCFA tiene por objeto reducir el riesgo de inversión extranjera en la CFA. Sin embargo, la inversión extranjera es menor que en otros países en desarrollo.

Las salidas netas totales de capital de los países de la CFA durante 1970-2010 ascendieron a $ 83,5 mil millones, ¡el 117% del PIB combinado! La fuga de capitales de las economías de la CFA fue mucho mayor que la de otros países africanos durante 1970-2015.

Oficina de las Naciones Unidas

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba