Africa

Comunidades indígenas que protegen la naturaleza necesitan una nueva participación en el mercado

– A principios de junio de 2022, más de 30 miembros de la comunidad maasai en la división de Loliondo del distrito norte de Ngorongoro de Tanzania resultaron heridos, uno murió luego de enfrentamientos con las fuerzas de seguridad debido al confinamiento de sus tierras ancestrales para una nueva reserva de caza.

Según organizaciones de derechos humanos, la comunidad maasai estaba bloqueando el desalojo de sus pastizales en Lolionda en el límite de 1 500 km de tierra ancestral maasai, arrendada por el gobierno de Tanzania como coto de caza para una empresa de los Emiratos Árabes Unidos.

La expulsión de los Maasai es un reflejo de las preocupaciones de los pueblos indígenas sobre la pérdida de sus tierras ancestrales bajo el plan ’30by30′ propuesto en el Marco Global de Biodiversidad Post-2020 (GBF). El plan exige la conservación del 30 por ciento de las áreas terrestres y marinas del mundo. Casi 100 países han respaldado la propuesta respaldada científicamente para proteger el 30 por ciento del planeta para 2030, que es un objetivo de 3 de los 21 objetivos del GBF.

Las comunidades indígenas están preocupadas porque el plan actual no protege sus derechos o el control sobre las tierras ancestrales y alentará los desalojos comunitarios masivos mediante la creación de áreas protegidas para salvar la biodiversidad.

La cuarta reunión del Grupo de Trabajo Abierto sobre el Marco Global de Biodiversidad Post-2020 se inauguró en Nairobi, Kenia, esta semana (del 21 al 26 de junio), organizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Se espera que el nuevo acuerdo final para su adopción se negocie en la Conferencia de Biodiversidad de las Naciones Unidas, incluida la 15ª reunión de la Conferencia de las Partes (COP 15) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) que se celebrará en Montreal, Canadá. en diciembre de 2022.

Los derechos humanos en el mercado de la naturaleza

Los grupos indígenas están buscando un enfoque de derechos humanos para la preservación y el fortalecimiento de la tenencia de la tierra comunitaria. Destacan que los pueblos indígenas como los Maasai deben ser incluidos en el acuerdo internacional para detener y revertir la pérdida de biodiversidad.

Jennifer Corpuz, abogada indígena y experta en políticas globales. Crédito: J Corpuz

“Estamos destacando la situación con los Maasai en Tanzania como un ejemplo de lo que ya no debería estar pasando, y la mejor manera de evitar esto es asegurar que el lenguaje de los derechos humanos esté en el marco anterior -2020”, dijo el abogado indígena y Jennifer Corpuz, experta en políticas globales, Kankana-ey Igorot de Filipinas y miembro del Foro Internacional de Biodiversidad Indígena (IIFB), dijo a en una entrevista telefónica.

“En particular, identificamos el objetivo 3 del marco, que es la conservación basada en áreas y la propuesta de extender la cobertura de áreas terrestres y marinas protegidas. Es importante que se reconozcan los derechos de los pueblos indígenas y comunidades locales”, dijo Corpuz.

Corpuz dijo que existe un reconocimiento creciente entre los científicos sobre la importancia del conocimiento tradicional y cómo puede guiar la toma de decisiones sobre el cambio climático y la biodiversidad, así como la participación de los pueblos indígenas en el monitoreo de la biodiversidad, que es el enfoque de las metas 20 y 21. . el marco.

Se espera que la COP15 del CDB evalúe el progreso en el logro del Plan Estratégico de Biodiversidad del CDB 2011-2020, así como también decida sobre un nuevo marco global de biodiversidad que se negociará cada diez años. El CDB es un tratado internacional sobre recursos naturales y biológicos ratificado por 196 países para proteger la biodiversidad, usar la biodiversidad sin dañarla y compartir equitativamente los beneficios de la diversidad genética.

Los líderes indígenas dicen que la evidencia del papel de las comunidades indígenas en la protección de la biodiversidad es clara después de los informes recientes compilados por el PNUMA con sede en Nairobi y otras organizaciones de conservación como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

“Alcanzar las metas y objetivos ambiciosos en el marco global de biodiversidad posterior a 2020 no será posible sin las tierras y territorios identificados, sostenibles, protegidos y restaurados por [Indigenous peoples and local communities]”, señaló el informe.

Bajo asedio en todo el mundo, desde las selvas tropicales del Amazonas y el Congo hasta las sabanas del este de África, los pueblos indígenas podrían seguir desempeñando un papel protector, según sus líderes y científicos que apoyan su trabajo de control de clics en sus territorios.

La biodiversidad se está extinguiendo

Un informe histórico de la Plataforma Intergubernamental de Políticas Científicas sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) advirtió que alrededor de 1 millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción, muchas dentro de los años. El informe de evaluación señaló que al menos una cuarta parte de la superficie terrestre mundial es tradicionalmente de propiedad, gestión y uso de los pueblos indígenas.

“La naturaleza gestionada por los Pueblos Indígenas y las Comunidades Locales está bajo una presión cada vez mayor, pero generalmente está disminuyendo menos que en otras tierras, aunque el 72% de los indicadores locales desarrollados y utilizados por los Pueblos Indígenas y las Comunidades muestran que la disminución de la naturaleza local sustenta los medios de vida locales”, dice el informe. señalado. Señaló que las áreas del mundo que se espera que tengan un impacto adverso significativo debido al cambio climático, las funciones de los ecosistemas y la contribución de la naturaleza a los humanos están habitadas por un gran número de pueblos indígenas y muchas de las comunidades más pobres del mundo.

Los expertos han advertido que el éxito del GBF posterior a 2020 depende de la financiación suficiente para lograr las metas y objetivos del marco.

El componente financiero necesita más atención, junto con la prioridad política y el progreso, dijo Brian O’Donnell, director de Campaign for Nature, en una rueda de prensa refiriéndose al último marco que no logró revertir la pérdida de biodiversidad debido a la falta de compromiso financiero.

«Simplemente vino a nuestro conocimiento entonces. Este es el momento de la ambición audaz por parte de los gobiernos de todo el mundo… Creemos que hacer frente a la crisis de la biodiversidad requiere un compromiso global de al menos el uno por ciento del PIB cada año, es decir, lograr el nivel de financiación de la crisis que queremos y que las partes quieren. comprometerse a ese nivel para 2030 ”, dijo Ó Domhnaill. «Creemos que los países ricos necesitan aumentar el apoyo a los países en desarrollo invirtiendo al menos 60 mil millones al año en la conservación de la biodiversidad en el mundo en desarrollo».

Informe de la Oficina de la ONU

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba