Norte América

El CDC regresa a Migrantes y ciencia

– El mes pasado, las familias que buscaban asilo en la frontera entre Estados Unidos y México parecían haber obtenido una victoria en la última trinchera por la seguridad en Estados Unidos. También fue una victoria para la política de salud pública basada en la evidencia.

La frontera sur de 1,954 millas siempre ha sido un imán de debate, con profundas divisiones políticas. Con el apoyo de Donald Trump durante su presidencia, la retórica antiinmigrante y xenófoba asociada con la migración y la inmigración a fuego lento ha crecido exponencialmente.

A partir de 2016, bajo la administración anterior, los funcionarios de inmigración han informado a miles de familias migrantes que han cruzado la frontera sur que deben permanecer en México para esperar sus decisiones de asilo, en lugar de en los Estados Unidos.

El CDC fue anunciado una vez por su política de salud pública apolítica y basada en evidencia. Lamentablemente, este ya no es el caso. El primer paso para restaurar la reputación dañada de los CDC es derogar la orden del Título 42 de los CDC.

Con una larga espera para procesar sus casos de asilo, las familias atrapadas en esta incertidumbre legal se vieron obligadas a hacerlo en asentamientos temporales en las ciudades fronterizas de México, muchas de las cuales están controladas por cárteles. La vida en estos asentamientos es violenta, inestable y empobrecida.

En marzo de 2020, el entonces vicepresidente Mike Pence instruyó a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) a usar sus poderes de emergencia para sellar efectivamente la frontera sur, lo que superó a los científicos de la agencia. El CDC invocó el Título 42 de la Ley del Servicio de Salud Pública, que otorga a los funcionarios federales de salud la capacidad de tomar medidas inusuales para limitar la transmisión de enfermedades infecciosas.

Sin embargo, en la práctica, las «medidas extraordinarias» no se aplicaron a todos los viajeros que ingresaron a los Estados Unidos, incluidos los viajeros que pueden estar infectados con el virus SARS-CoV-2. Estas medidas tampoco se calibraron para donde los casos de COVID-19 eran más comunes.

Estas medidas de dispersión no tienen un impacto significativo en la pandemia en este país. En cambio, victimizan a los migrantes que intentan cruzar a los Estados Unidos desde México, incluidos los solicitantes de asilo.

A pesar de las promesas de que su administración respetaría la ciencia, la orden del Título 42 de los CDC se renovó bajo la administración de Biden. Los líderes de salud pública, los defensores de los derechos humanos y los exfuncionarios y académicos de los CDC han pedido a los CDC que pongan fin al uso del Título 42 a favor de enfoques basados ​​en evidencia que puedan proteger a los migrantes y al público estadounidense de la transmisión de COVID. Los funcionarios de la ONU también han expresado su preocupación de que las deportaciones puedan violar las obligaciones de Estados Unidos en virtud de la Convención de Refugiados de 1951.

Incluso el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, intervino el 3 de octubre sobre el Título 42 y el reciente auge de la COVID-19, y dijo que los migrantes no son “esta fuerza motriz, y mucho menos traer la realidad aquí. ”

Cualquiera que sea la razón de ser de los CDC, una cosa está clara: esta política impone un gran daño irreparable a las familias migrantes y a los adultos solteros. Si se vieran obligados a regresar a México, estarían una vez más a merced de los violentos cárteles mexicanos que habían estado tan desesperados por escapar.

La esperanza vino de los jueces, si no de los CDC. El 16 de septiembre de 2021, un juez de la corte federal de distrito en el Distrito de Columbia confirmó la moción para negar el Título 42 y emitió una orden que prohíbe la deportación de familias inmigrantes, diciendo, “en vista de la disponibilidad generalizada de pruebas, vacunas y otros. medidas de minimización, la Corte no está convencida de que la transmisión del COVID-19 durante el trámite fronterizo no pueda mitigarse de manera significativa”.

El CDC fue anunciado una vez por su política de salud pública apolítica y basada en evidencia. Lamentablemente, este ya no es el caso. El primer paso para restaurar la reputación dañada de los CDC es derogar la orden del Título 42 de los CDC. Esto impulsará el proceso atrasado de devolver a los CDC a su papel como modelo a seguir en la formulación de políticas de salud pública en lugar de brindar cobertura para las políticas de inmigración xenófobas.

Fuera del Título 42, los CDC deben trabajar para restaurar su reputación entre el público estadounidense y recuperar nuestra confianza. Esto es urgente durante la actual emergencia de salud pública, así como futuras crisis. Será un proceso largo y arduo, pero sin él, las consecuencias para la salud pública serían inconmensurables.

La orden de negar el Título 42 estaba programada para entrar en vigencia el 30 de septiembre, pero un tribunal de apelaciones suspendió la orden del juez el 1 de octubre, lo que permitió a los funcionarios fronterizos deportar a los inmigrantes. En medio de esta ley de ida y vuelta, la pregunta que queda es: ¿Quién está destinado a proteger estas medidas? La pandemia de COVID en los EE. UU. progresará y retrocederá independientemente de la política de inmigración.

El CDC le está dando la espalda a los migrantes, así como a la ciencia. En términos más generales, la administración Biden no está escuchando a los científicos, a pesar de su promesa de volver a la toma de decisiones humanitaria y basada en la ciencia. No es demasiado tarde para reconstruir la confianza en la ciencia, en los inmigrantes y en su contribución a los Estados Unidos, y al pueblo estadounidense que espera participar.

Jamile Téllez Lieberman Es candidata a Doctora en Salud Pública en la Escuela de Salud Pública de la Universidad Drexel Dornsife y miembro de la Alianza Global para la Capacitación en Equidad en Salud (GATHER).

José Amón director de salud global en la Escuela de Salud Pública Dornsife de la Universidad de Drexel y ex director de programas de salud en Human Rights Watch.

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba