América Latina y Caribe

El Fondo de Pérdidas y Daños salva la COP27 del Abismo

– Estaban en la orilla del barco y no se fueron contentos, pero estaban contentos de que sacaron lo mejor que pudieron. Los países del Sur global lograron algo decisivo en la COP27: la creación de un fondo especial para hacer frente a los daños y pérdidas causados ​​por el cambio climático en las naciones más vulnerables.

El fondo, según el Plan de Implementación de Sharm El Sheikh, el documento oficial aprobado en la madrugada del domingo 20 de noviembre en esta ciudad egipcia, debería permitir la «rehabilitación, recuperación y reconstrucción» tras fenómenos meteorológicos extremos en estos frágiles países.

Las decisiones sobre quién proporcionará el dinero, qué países se beneficiarán de él y cómo se desembolsará se han dejado pendientes de la determinación de un comité especial. Pero el fondo fue aprobado a pesar de que el tema ni siquiera estaba en la agenda oficial de las negociaciones de la cumbre, aunque estuvo en el centro del debate público antes de la propia conferencia.

“Nos alegra que los países desarrollados hayan aceptado la necesidad de crear el Fondo. Por supuesto, hay mucho que discutir en términos de implementación, pero era difícil pedir más en esta COP», dijo a Ulises Lovera, director de Cambio Climático de Paraguay, cansado de negociaciones más largas de lo esperado, temprano. Domingo por la mañana en el. Aeropuerto de Sharm El Sheikh.

“Esta COP ha dado un paso importante hacia la justicia. Acojo con beneplácito la decisión de establecer un fondo de pérdidas y daños y de implementarlo en el próximo período”, dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres. También calificó como un logro que no se haya cruzado una «línea roja», lo que llevaría el aumento de la temperatura global por encima del límite de 1,5 grados.

Más de 35.000 personas de casi 200 países participaron en la 27ª Conferencia de las Partes (COP27) sobre el Cambio Climático en Sharm El Sheikh, un balneario egipcio en el Mar Rojo, donde el calentamiento global es un factor clave en varias regiones de las profundidades que se mostró, a veces de manera significativa.

Casi todo lo relacionado con el futuro de los métodos de producción y la vida de la humanidad -empezando por la energía y los alimentos- fue discutido en un megaevento que superó con creces las delegaciones oficiales de los países y principales líderes presentes, como EE.UU. El presidente Joe Biden y el presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Cientos de organizaciones sociales, agencias internacionales y actores del sector privado se acercaron aquí para mostrar su trabajo, buscar financiamiento, crear alianzas, tratar de influir en las negociaciones, defender sus intereses o estar en un escenario donde parecía que había lugar para todo tipo de iniciativas y negocios.

En el enorme Sharm El Sheikh International Conference Centre también se celebró una feria mundial con actividades ininterrumpidas desde la mañana hasta la noche en los distintos pabellones, en stands con auditorios de entre 20 y 200 plazas, donde se desarrolló un frenético programa de presentaciones, conferencias . y debates, por no hablar de las actuaciones más o menos multitudinarias de activistas fuera del recinto.

Además, los delegados gubernamentales negociaron el núcleo de la cumbre: cómo proceder con la implementación del Acuerdo de París, que en la COP21 de 2015 estableció objetivos globales para la mitigación y adaptación al cambio climático.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pasea por el Centro de Convenciones de Sharm El Sheikh durante las últimas horas tensas de las negociaciones de la COP27, cuando parecía que no habría acuerdo y el final de la cumbre climática como un fracaso. AMIGOS: Daniel Gutman/

Al borde del fracaso

Una vez más, el Plan de Implementación de Sharm El Sheikh de nueve páginas no incluyó en ninguna de sus páginas una referencia a la necesidad de abandonar los combustibles fósiles, solo el carbón.

El documento fue el resultado de negociaciones que deberían haber terminado el viernes 18 de noviembre, pero se prolongaron hasta el domingo, como suele suceder en las COP. Lo que fue diferente esta vez fue una discusión muy dura y amenazas de alejarse de algunos negociadores, incluidos los negociadores de la Unión Europea.

Pero finalmente se mantuvo la meta de limitar el aumento de temperatura a 1,5 grados centígrados, establecida en el Acuerdo de París, aunque algunos países intentaron flexibilizarla hasta los 2,0 grados, lo que supondría un retroceso con efectos dramáticos para el medio ambiente. planeta y la humanidad, según expertos climáticos y activistas.

«Se necesitan reducciones rápidas, profundas y sostenidas en las emisiones globales de gases de efecto invernadero (las emisiones globales netas de gases de efecto invernadero se reducen en un 43 % para 2030 en comparación con los niveles de 2019) para limitar el calentamiento global al objetivo de 1,5 °C», dice el texto, aunque no se hace referencia al petróleo y al gas, los combustibles fósiles más responsables de estas emisiones, en uno de los habituales compromisos de la COP, ya que se alcanzan acuerdos.

La delegación boliviana en Sharm El Sheikh, que incluye funcionarios y líderes de comunidades indígenas del país sudamericano, participa en una reunión con periodistas en la COP27 para exigir acciones más ambiciosas. AMIGOS: Daniel Gutman/

Prioridades del sur

Sin embargo, los países en desarrollo a lo largo de la COP se enfocaron en el Fondo de Pérdidas y Daños y otros mecanismos financieros para abordar los impactos del aumento de las temperaturas y las actividades de mitigación.

“Necesitamos financiación porque no podemos hacer frente a la crisis medioambiental solos. Por eso queremos que las naciones ricas asuman la responsabilidad, que resuelvan el problema que causaron”, dijo a Diego Pacheco, jefe de la delegación boliviana en Sharm El Sheikh.

Las organizaciones ambientales, que demostraron su poder en Egipto con la presencia de miles de activistas, también presionaron durante la COP27 para obtener más compromisos, incluidas acciones de mitigación.

“Esta conferencia no puede considerarse una conferencia de aplicación porque no hay aplicación sin la eliminación de todos los combustibles fósiles”, dijo Zeina Khalil Hajj de la organización ambiental internacional 350.org, la principal causa de la crisis climática.

“Juntos por la implementación” fue precisamente el lema de la COP27, tratando de pasar de los compromisos a la acción.

“Un texto que no detiene la expansión de los combustibles fósiles, que no brinda avances del Acuerdo de Glasgow (de la COP26) hace una burla a los millones de personas afectadas por el cambio climático”, dijo Khalil Hajj, líder mundial. campaña en 350.org.

Una de las manifestaciones de activistas climáticos en la COP27 celebrada en Egipto del 6 al 20 de noviembre, en la que se exigió a los gobiernos una acción climática más ambiciosa, así como una mayor justicia y equidad para hacer frente a la crisis climática. AMIGOS: Busani Bafana/

Las crisis que se juntaron

La humanidad -como lo reconocen los Estados Partes en el documento final- vive un período dramático.

Se enfrenta a una serie de crisis superpuestas: alimentaria, energética, geopolítica, financiera y económica, junto con desastres naturales más frecuentes debido al cambio climático. Y las naciones en desarrollo se han visto particularmente afectadas.

Por lo tanto, la demanda de financiamiento expresada por los países del Sur global es más relevante.

Cecilia Nicolini, secretaria de Cambio Climático de Argentina, dijo a que los países industrializados, por su mayor responsabilidad en el cambio climático, deberían financiar a los países en desarrollo, y dijo que el problema no es que los poderosos pongan las reglas.

Sin embargo, el 80 por ciento del dinero que ahora se gasta a nivel mundial en la acción contra el cambio climático se invierte en el mundo desarrollado, según el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), el mayor financiador mundial de la acción climática, que proporcionó más de 121 mil millones de dólares a 163 países. en los últimos 30 años, según sus propias cifras.

En ese contexto, el tema de Pérdidas y Daños va un paso más allá de la adaptación al cambio climático, ya que implica compensar los impactos específicos del cambio climático que ya han ocurrido, como la destrucción por sequías, inundaciones o incendios forestales.

“Son las familias y comunidades más vulnerables las que soportan la carga del cambio climático. Es por eso que se debe establecer sin demora el Fondo de Pérdidas y Daños, con nuevos fondos provenientes de los países desarrollados”, dijo Javier Canal Albán, viceministro de Ordenamiento Territorial Ambiental de Colombia.

“Es una necesidad moral y de justicia climática”, dijo Canal Albán, quien habló en conferencia de prensa en nombre de AILAC, bloque negociador que reúne a varios países de América Latina y el Caribe.

Pero el propio texto del documento final reconoce que existe una brecha más amplia entre lo que quieren los países en desarrollo y lo que realmente obtienen.

Las necesidades de financiación de estos países para la acción climática hasta 2030 se estimaron en 5,6 billones de dólares, pero los países desarrollados -tal como se identifica en el documento- ni siquiera cumplieron con su compromiso de aportar 100.000 millones de dólares anuales, comprometidos desde 2009, por la COP15 de Copenhague. , y fue ratificado en 2015, en la COP21 que adoptó el Acuerdo de París.

Fue la falta de referencia a la necesidad de acelerar la transición lejos del petróleo y el gas natural lo que desconcertó a algunos de los líderes en la COP. «Creemos que si no eliminamos gradualmente los combustibles fósiles, no habrá un fondo que pueda pagar las pérdidas y los daños causados ​​por el cambio climático», dijo Susana Muhamad, ministra de Medio Ambiente de Colombia, quien estuvo en la conferencia de dos semanas en Sharm El. Sheikh se llevó a cabo del 6 al 20 de noviembre, dijo a .

«Debemos priorizar a las víctimas para hacer una transición ordenada y justa», dijo, haciéndose eco de las opiniones de los gobiernos y asociaciones del Sur en la COP27.

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
ResponsableJacinto Pabón Rodarte +info...
FinalidadManage and moderate your comments. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosAutomattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba