Medio Oriente

La educación de las niñas afganas es una cuestión de derechos de las mujeres

– La revocación a altas horas de la noche de la decisión de las autoridades talibanes en Afganistán de permitir que las niñas de los grados 7 a 12 regresen a la escuela ha provocado adversidad nacional e internacional, y teme que pueda anunciar nuevas restricciones.

Un portavoz talibán del Ministerio de Educación hizo el anuncio el 23 de marzo revocando una decisión anterior de que se esperaba que todos los estudiantes, incluidas las niñas, regresaran a la escuela.

Los medios locales en Afganistán informaron sobre protestas, incluida una realizada frente al edificio del Ministerio de Educación. Al menos el 87 por ciento de la población está a favor de la educación de las niñas en todos los niveles, incluso entre aquellos que dirían que no esperarían que las niñas de sus familias asistieran a la escuela pero que no se opondrían a la escolarización del gobierno.

La repentina decisión también sorprendió a las organizaciones humanitarias. Sam Mort, Jefe de Comunicaciones de UNICEF Afganistán, habló en una conferencia de prensa en la sede de la ONU y reveló que este anuncio llegó tarde.

«Había una incredulidad y preocupación común entre nuestro personal», dijo Mort, refiriéndose a la respuesta de los oficiales de campo y los equipos nacionales a la noticia. «Estamos tan confundidos como todos los demás».

La decisión de los talibanes fue rápidamente criticada por la comunidad internacional. La directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell, dijo en un comunicado que la decisión de los talibanes fue un «gran freno para las niñas y su futuro» y los instó a «respetar su compromiso con la educación de las niñas sin más demora».

Yasmine Sherif, directora ejecutiva de Education Cannot Wait, el fondo global de las Naciones Unidas para la educación infantil, dijo: «Este anuncio podría dejar atrás a toda una generación de niños y adolescentes afganos».

Sherif dijo que «garantizar que tanto las niñas como los niños puedan regresar a la escuela, incluida la reanudación del acceso de las adolescentes a la educación secundaria, es crucial para el desarrollo del país».

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que la decisión de los talibanes era «profundamente decepcionante y profundamente dañina para Afganistán».

Las agencias de la ONU, sus socios y otras organizaciones humanitarias han estado involucradas en conversaciones con los talibanes desde que llegaron al poder en agosto pasado. La crisis humanitaria de Afganistán deja a 24,4 millones de personas, o más de la mitad de la población, en necesidad de ayuda y protección.

Se espera que ambas partes negocien la participación de las organizaciones humanitarias y los donantes en su capacidad para brindar los servicios y protecciones necesarios.

Los talibanes han indicado su disposición a acatar las organizaciones internacionales en su búsqueda de legitimidad formal. Pero también han afirmado su código de gobierno, que afirman estaría en línea con la ley islámica y la cultura afgana, que las organizaciones humanitarias con programas educativos están trabajando para adaptar. Este mismo razonamiento fue utilizado por altos cargos de los talibanes para impedir la protección de la educación secundaria de las niñas. ¿Dónde estaba esta preocupación por un plan de estudios estandarizado en línea con la ley islámica y la cultura afgana cuando los niños regresaron a la escuela secundaria en septiembre?

El derecho a la educación es un tema de derechos humanos que se debate con frecuencia en Afganistán, especialmente cómo, o incluso cómo. ambas cosas, este derecho se extiende a las niñas. Esta preocupación se vio exacerbada por el cierre forzoso de las escuelas debido a la pandemia de COVID-19, que afectó a todos los niños y adolescentes escolares. Si bien había vías de aprendizaje alternativas disponibles, incluidos los centros de educación comunitaria ubicados en provincias rurales y remotas a los que los niños pueden asistir, la educación de las niñas en las escuelas públicas siguió siendo un problema importante.

El ascenso al poder de los talibanes ha suscitado el temor de que el derecho a la educación de las niñas se niegue indefinidamente, si no de forma permanente. Solo aumentaría las medidas para regular los derechos de las mujeres y la movilidad fuera del ámbito doméstico.

Es probable que la decisión de última hora muestre que hubo una lucha entre facciones divididas sobre el tema de la educación de las niñas.

Como señala Heather Barr, directora asociada de la División de Derechos de la Mujer de Human Rights Watch, hay facciones que reconocen los pasos que los talibanes deben tomar para asegurar el financiamiento y la legitimidad que necesitan de la comunidad internacional, y hay miembros de núcleo duro que creer que. las niñas fuera de la pubertad no deben salir para sus estudios. Dado su manejo del tema, solo demuestra la falta de preparación de los talibanes para controlar y proporcionar los servicios necesarios a una población en la que más de la mitad de la población depende de la ayuda humanitaria internacional.

Barr también señala que su decisión habla de las creencias innatas que miran a las mujeres a través de una lente misógina y decreciente. Expresa su preocupación porque la decisión de los talibanes no es buena para la situación de los derechos humanos del país y podría «anunciar nuevas medidas enérgicas, tanto de niñas como de mujeres, y de los derechos humanos en general». La decisión de revocar el acceso de las niñas a la educación secundaria es solo uno de los pocos ejemplos de acciones recientes de los talibanes para vigilar los movimientos de mujeres en todo el país, con una aplicación más estricta y frecuente en las provincias fuera de la capital.

“Estamos aplicando cada vez más restricciones diferentes, incluidas nuevas reglas sobre la libertad de movimiento de las mujeres y restricciones de viaje sin restricciones. mahram en el extranjero, a quienes se les impide viajar… a ciertas distancias”, dice Barr. «Los taxistas consideran que las mujeres deben usar hiyab antes de que se les permita conducir».

Con respecto a la educación de las niñas, si continúa la prohibición de la educación secundaria de las niñas, esto podría aumentar a una restricción en el acceso a la educación de tercer nivel para niñas y mujeres en el país.

Lo que es aterrador es que, incluso con la presión pública y las críticas provenientes de ambos lados, los talibanes continúan actuando sobre los principios en los que ni siquiera pueden ponerse de acuerdo. Los líderes y expertos internacionales reafirmaron que la educación para todos solo puede garantizar que los países en desarrollo o pobres puedan caminar por el camino de la paz y la prosperidad. Para las niñas y mujeres afganas, es posible que no puedan caminar por ese camino sin una escolta.

Informe de la Oficina de la ONU

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba