América Latina y Caribe

La lucha en Guatemala da esperanza a los nativos latinoamericanos

– La lucha por la protección de su territorio al cuidado de los pueblos indígenas maya q’eqchi’ del oriente de Guatemala podría sentar un precedente histórico para los pueblos indígenas latinoamericanos ya que no solo garantizaría su derecho al control de sus tierras sino también de los recursos naturales , rechazado. por siglos.

Esto podría suceder si la Corte Interamericana de Derechos Humanos con sede en San José, Costa Rica falla a favor de los involucrados en litigios para la protección de sus antepasados ​​y para controlar su futuro y su propio desarrollo.

La lucha contra la minería del níquel es operada desde 2011 por una transnacional Solway Investment Group con sede en Suiza en tierras de Guatemala que estas comunidades consideran, en el municipio de El Estor cerca del lago Izabal, en el fraccionamiento del mismo nombre en el oriente de Guatemala. .

“Esperamos que sea una decisión histórica, que la Corte pueda por primera vez determinar el dominio permanente de los pueblos indígenas sobre sus recursos naturales”. -Leonardo Cripa

La mina es una empresa privada sobre la cual las comunidades indígenas locales no tienen voz. Además, argumentan que hay indicios de que está contaminando los recursos naturales de la zona, dijeron a abogados y activistas.

«La mina contamina los ríos, destroza los cerros, sin importar la vida de la gente del municipio», dijo en entrevista con desde El Estor el activista Abelino Chub, de la Asociación Maíz de Vida.

Chub, un indígena maya q’eqchi, vive en El Estor y trabaja desde hace años defendiendo los territorios indígenas de Izabal, frente al avance de los consorcios internacionales en la producción de níquel, banano, electricidad y petróleo, precisó. dijo.

Por su participación en esa lucha fue detenido y encarcelado en febrero de 2017, como parte de un patrón de persecución sufrido por otros que también lucharon directamente contra las transnacionales.

La mina es operada por Solway Investment desde 2011, habiéndola comprado a la corporación canadiense Hudbay Minerals, que obtuvo el permiso de exploración en 2004 y el permiso de explotación en 2006.

Sin embargo, los trabajos en la mina llegaron a su fin cuando la Corte Constitucional de Guatemala admitió un recurso de amparo de un sindicato de pescadores de Izabal, alegando que la pesca había sido dañada por la contaminación de la mina.

Además de Guatemala, Solway Investment opera en Ucrania, Rusia, Macedonia e Indonesia, y en 2019 reportó más de mil millones de dólares en activos totales, según su sitio web oficial.

Abelino Chub, activista maya q'eqchi' de la Sociedad Maíz de Vida, quien forma parte de la lucha por la defensa de los territorios mayas en la zona de El Estor y municipios aledaños en el oriente de Guatemala fraccionamiento de Izabal, fue detenido y encarcelado en febrero de 2017 debido a proyectos extractivos de oposición otorgados en concesión por el gobierno de Guatemala en la zona. AMIGOS: Cortesía de Abelino Chub / FB

En manos de la Corte

Desde 1974, más de una docena de comunidades q’eqchi’ mayas han estado solicitando títulos conjuntos de tierras del Fondo Nacional de Tierras (Fontierras) del gobierno.

Pero el gobierno de entonces y las administraciones posteriores les negaron ese derecho, a pesar de cumplir con todos los requisitos legales desde ese año.

En 1985 incluso recibieron un título agrícola colectivo temporal, dijo a el abogado Leonardo Crippa, del Indian Legal Resources Center (ILRC), con sede en Washington.

En 2002 las comunidades cumplieron con el último de los requisitos: el pago de una cuota sobre el valor de la tierra a Fontierras, dijo Crippa desde la capital estadounidense.

Pero su derecho al título conjunto fue negado debido a una vaga maniobra legal.

El Registro General de la Propiedad alegó que la documentación del título provisional se había extraviado, y afirmó que las propias comunidades tratarían de reponerlo, a pesar de que era responsabilidad de la agencia gubernamental conforme a la ley.

“El Registro permitió la eliminación de una página de un documento que resultó en la entrada del registro e impidió que la agencia de títulos de propiedad otorgara el título final en tiempo y forma”, dijo Crippa.

Como resultado, a las comunidades no solo se les ha negado su derecho a la propiedad conjunta de sus tierras. Además, se les han impuesto proyectos de industrias extractivas en su propio territorio, y a otros pueblos indígenas del país, sin realizar las consultas requeridas por la ley, o sin realizarlas debidamente.

En el caso de la mina de níquel, “no le pidieron a las comunidades, solo les pidieron a los trabajadores que firmaran ciertos formularios en apoyo a la consulta señalada”, dijo Chub, de 39 años.

Las actividades mineras se realizan en terrenos superpuestos, es decir, los límites se difuminan y se interconectan con los límites de los pueblos nativos, por problemas en el catastro, y a la fecha se mantiene la discrepancia.

Tras la lucha de los pueblos mayas por defender su territorio, incluida la toma de tierras en el oriente de Guatemala, el gobierno guatemalteco autorizó desalojos que se convirtieron en violencia. Ahora las comunidades maya q'eqchi' están a la espera del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. AMIGOS: Cortesía de Raúl Ico Pacham / FB

Estos pueblos indígenas, donde la mayoría de la población habla únicamente la lengua de sus ancestros mayas, el q’eqchi’, no se quedaron de brazos cruzados.

En agosto de 2018, luego de una acción legal en Guatemala, llevaron el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con sede en Washington.

El ILRC ha estado trabajando con ellos desde 2005 y tres años después tenían una estrategia clara: apuntar a una de las 16 comunidades, conocida como Agua Caliente, porque reflejaba mejor la causa indígena.

Según el censo de 2014, Agua Caliente alberga a unas 400 personas.

En un informe de marzo de 2020, la CIDH reconoció la responsabilidad del Estado de Guatemala por la vulneración de los derechos de propiedad de los pueblos indígenas, y por la vulneración del debido proceso, entre otros derechos protegidos por la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Asimismo, la CIDH señaló que el Estado no cuenta con una ley que reconozca el derecho de los pueblos indígenas de Guatemala a la propiedad o dominio conjunto de sus tierras y los recursos en su poder, tal como lo garantizan los acuerdos internacionales de los que el país es signatario.

La CIDH también manifestó que el procedimiento de titulación al que Agua Caliente había estado sujeta durante más de 45 años no se había realizado porque no había otorgado la titulación definitiva en un plazo razonable.

Como subsiste la base del litigio, en cuanto a la superposición de las tierras de Agua Caliente y minas, el caso ha sido remitido a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que junto con la CIDH integran el sistema interamericano de derechos humanos. .creado por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Las partes fueron escuchadas en audiencia el 9 de febrero y los alegatos finales se presentarán por escrito el 11 de marzo.

“Esperamos que sea una decisión histórica, que por primera vez la Corte pueda decidir sobre el dominio de los pueblos indígenas sobre sus recursos naturales”, dijo Crippa. Como veredicto de la Corte Interamericana, esto tendría efectos regionales, especialmente porque sus fallos son inapelables y sentarán un precedente legal.

Raúl Ico Pacham, un maya q'eqchi 'nativo de la comunidad Chab'ilch'och' del municipio de Livingston, en la división oriental de Guatemala en Izabal, se vio obligado a huir del país tras la persecución de activistas para proteger las tierras de sus ancestros. . Ahora vive como inmigrante indocumentado en Nueva York y ha solicitado asilo político en los Estados Unidos. AMIGOS: Cortesía de Raúl Ico Pacham / FB

Persecución gubernamental de activistas

Entre estas luchas, en octubre de 2021, el Estado de Guatemala, a través del Ministerio Público y fuerzas policiales, persiguió a personas que protagonizaron protestas contra el gobierno por otorgar una concesión, y contra la mina.

El gobierno también declaró un estado de sitio de un mes en el área.

“Lo hicieron para asustar a la gente”, dijo Chub, quien se vio obligado a huir porque temía por su vida, principalmente por su participación en la lucha contra las empresas bananeras de la zona.

Agregó, sin embargo, que hay una serie de grandes empresas en este campo que se unen para perseguir a los activistas sin importar si luchan contra empresas mineras, petroleras o bananeras.

La casa de Chub fue allanada el 26 de octubre, durante un estado de sitio. Pero ya había huido a otra parte del país.

“Rompieron la cerradura con un mazo y entraron. Todo lo que consiguieron allí fue agua, maíz y frijol”, dijo.

Raúl Ico Pacham, también de familia maya q’eqchi’, se vio obligado a salir de Guatemala huyendo de la persecución del Estado. Nativo de Livingston, uno de los distritos municipales de la región de Izabal, fue activista del Comité Campesino del Altiplano guatemalteco (CCDA).

«Mi lucha fue, más que nada, por las tierras de nuestros antepasados ​​que nos fueron arrebatadas por terratenientes y militares hace mucho tiempo», dijo Pacham, de 35 años, en una entrevista con desde Nueva York, adonde llegó sin presentar documentos. abril de 2021 y ha solicitado asilo político.

En 2016, la activista se unió a otros miembros de las comunidades indígenas involucradas en las tomas de tierras ancestrales. Pero el gobierno ordenó su desalojo, proceso que se tornó violento en octubre de 2017.

En agosto de ese año irrumpieron en su casa y sustrajeron, dijo, documentos de investigaciones que estaban realizando sobre las tierras arrebatadas a los indígenas.

“En 2021 casi me matan, me apuñalan y me tengo que ir del país”, dijo.

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba