América Latina y Caribe

Mujeres en Argentina promueven la dignidad en una huerta cooperativa

– El espacio consta de tan solo 300 metros cuadrados totales de verde donde hay una huerta y vivero agroecológico, que es obra y sueño de 14 mujeres. Detrás se aprecia la enorme silueta de los rascacielos que es símbolo de lo más moderno y popular de la capital argentina.

Pero la Vivera Orgánica es parte de otra realidad: está ubicada en un barrio de bajos recursos que ha cambiado en los últimos años gracias al trabajo de los vecinos y el apoyo del gobierno.

“Empezamos con la idea de sembrar algunas verduras frescas para nuestras familias. Y hoy somos una cooperativa que abre sus puertas al barrio y también vende a gente de toda la ciudad, y a empresas”, dijo la inmigrante peruana Elizabeth Cuenca, quien llegó a Buenos Aires desde su país en 2010 y se instaló. barrio a orillas del Río de La Plata, cuenta .

El Barrio Rodrigo Bueno surgió como un pueblo arqueológico en la década de 1980 en un terreno inundable en el sur de Buenos Aires.

A pocas cuadras de Puerto Madero, una zona de almacenes portuarios abandonada durante muchos años, restaurada y aristocrática desde la década de 1990, y con un auge inmobiliario, la ha convertido en la zona más popular por los ricos de Buenos Aires. .

El contraste entre las casas de ladrillo visto de Rodrigo Bueno, separadas por pasillos angostos, a menudo embarrados, y los rascacielos resbaladizos de vidrio de 40 o 50 pisos construidos entre las calles anchas de Puerto Madero fue una imagen poderosa del desequilibrio en el área del Gran Buenos Aires. una megaciudad de casi 15 millones de habitantes.

Sin embargo, hoy las cosas son completamente diferentes en Rodrigo Bueno, que lleva el nombre de un popular cantante que sufrió una trágica muerte en el año 2000.

Es uno de los cuatro barrios marginales de la ciudad (de un total de unos 40, según cifras oficiales) que están en proceso de urbanización, o «integración sociourbana», como describe el gobierno de la ciudad de Buenos Aires el proceso.

Desde 2017, se han ensanchado y pavimentado las calles, se ha introducido infraestructura para la prestación de servicios públicos y se han construido 46 edificios con 612 nuevos apartamentos, que ahora comprenden casi la mitad de los aproximadamente 1500 hogares del barrio.

Muchas de las viejas casas abandonadas han sido demolidas y otras permanecen junto a los apartamentos nuevos, que han sido otorgados a sus nuevos propietarios con préstamos a 30 años.

“Cuando se empezó a hablar del proceso de urbanización, iniciamos talleres de habilidades y oficios y hubo uno de jardinería, al que asistieron muchas mujeres, aunque vivíamos en el mismo barrio, no se conocían”, dice Cuenca.

“Así aprendimos, nos organizamos y pudimos encontrar espacio para la Vivera, que contratamos en diciembre de 2019. Hoy vendemos hortalizas y sobre todo plantines a personas que quieren tener su propia huerta para empezar en casa. No ganamos salarios, pero sí generamos ingresos”, dice.

Continúa el ensanchamiento y pavimentación de calles en las inmediaciones de Rodrigo Bueno, que primero surgió como un poblado arqueológico a orillas del Río de la Plata, donde se accedía a casi todas las casas por angostos corredores, la mayoría de los cuales eran de ladrillo visto y un montón. de los cuales las familias mismas edificaron. AMIGOS: Daniel Gutman /

Dando vida a los huertos familiares y mucho más

En poco más de dos años, las mujeres de la Vivera Orgánica han alcanzado varios hitos, como vender 7.000 plántulas de diversas hortalizas a la empresa automotriz Toyota, para obsequiarlas a sus empleados.

También han vendido hortalizas agroecológicas al hotel Hilton de Buenos Aires, ubicado en Puerto Madero, y tienen huertas en terrenos propiedad de Enel, una de las mayores distribuidoras de electricidad.

Pero también merecen el respeto del público. “Lo increíble es que la pandemia nos ayudó mucho, ya que muchas personas que no podían salir de sus casas se interesaron por alimentos más saludables o por cultivar sus propios alimentos. Recibimos muchos pedidos”, cuenta Jesusa Flores, una inmigrante boliviana que es una de las fundadoras de Vivera.

Trabajaba como limpiadora y cuidadora de ancianos en casas de familia, cuando se quedó sin trabajo debido a las restricciones de circulación destinadas a prevenir la pandemia del COVID.

“La Vivera es muy importante para mí, porque está cerca de nuestras casas y siempre podemos venir aquí”, dice Flores.

La naíonra no recibe ningún subsidio del gobierno y las 14 mujeres ganan poco con ello, por lo que casi todas tienen otros trabajos. Pero todos confían en que tienen potencial para crecer y que la guardería será su único trabajo en el futuro.

“Durante lo peor de la pandemia, armamos 15 cajas al día con 12 plántulas para la venta, pero recibimos 60 pedidos al día. No podíamos cumplir con la demanda”, dice Ángela Oviedo de Perú, quien también es miembro del grupo.

Unas mujeres preparan los productos de la Vivera Orgánica, junto a un trozo de mural pintado en la puerta del contenedor que sirve de oficina para su pequeño negocio en un barrio popular de la capital argentina. AMIGOS: Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires

Barreras al empleo informal

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires brinda apoyo técnico a la Vivera Orgánica como parte del proceso de integración sociourbana barrial.

Los sectores de bajos ingresos en Argentina han sido duramente golpeados desde que comenzó la devaluación del peso hace cuatro años, acompañada de una alta inflación, lo que ha llevado a una fuerte caída del poder adquisitivo, especialmente para los trabajadores de la economía informal.

En 2020, la pandemia de COVID-19 exacerbó la crisis y provocó una caída del 10 por ciento en la economía. Y si bien casi todas las pérdidas se lograron en 2021, lo alarmante es que la mayoría de los empleos creados desde entonces han sido informales.

Según datos del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, en enero de este año había 6.034.637 trabajadores registrados en el sector privado, frente a los 6.273.972 de enero de 2018, antes del inicio de la recesión.

El Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires estima que la capital, muy golpeada por la inflación, alcanzó en marzo pasado 6,7 por ciento, la tasa más alta en un mes, con unos 500.000 trabajadores en la economía informal. Argentina durante los últimos 20 años.

Muchos analistas advierten que la pobreza, que cayó en el segundo semestre del año pasado de 40,6 por ciento a 37,3 por ciento según el Instituto Nacional de Estadística y Censos, volverá a subir en 2022.

Imagen de algunos de los edificios construidos por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires en el barrio de Rodrigo Bueno. Ya se han entregado un total de 612 nuevos departamentos, a través de préstamos a 30 años, a las familias que viven más cerca del río y más expuestas a la contaminación en este barrio pobre de la capital argentina. AMIGOS: Daniel Gutman /

Asistencia para ingresar al sector formal

“Hay muchos negocios en los barrios pobres, pero el problema es que, dado el estado de la economía informal, hay obstáculos enormes para crecer y poder conectarse al mercado formal”, explica Belén Barreto, dependiente del Consejo. Desarrollo del Potencial Humano en el Gobierno de Buenos Aires.

“Un tema está relacionado con la productividad: los empresarios generalmente trabajan en sus propios hogares y no pueden crecer significativamente. Por eso apoyamos a Vivera con asistencia técnica, para que el proyecto alcance niveles de producción que permitan la comercialización en las cadenas formales de valor de la ciudad”, dijo en entrevista con .

Barreto dice que hay otro obstáculo en el marketing: a los empresarios les resulta difícil vender sus productos fuera del entorno en el que viven, a pesar del crecimiento de las ventas en línea.

“Es por eso que nuestro enfoque es conectar estas pequeñas empresas con empresas para que puedan convertirse en proveedores para obtener ingresos más sostenibles y aumentar su producción a través de un nuevo mercado. En diciembre pasado realizamos ruedas de negocios y logramos que más empresas compraran regalos de la economía social y popular, por un total de 17 millones de pesos (unos $150.000)”, dice.

Finalmente, para atender el problema de acceso al crédito de los trabajadores informales, en 2021 el gobierno de la ciudad de Buenos Aires creó el Fondo de Desarrollo Social (Fondes), un fondo público-privado para la economía social y la popularización.

El sostenido crecimiento de la economía informal también impulsó a los gobiernos locales a crear el año pasado un Registro de Unidades Productivas de la Economía Común y Social, que permite acceder a beneficios fiscales y ha registrado a la fecha unas 3.000 unidades autogestionarias.

La transformación del barrio también ha brindado más oportunidades a los residentes locales, que a menudo son víctimas de discriminación y prejuicios.

Cuenca, por ejemplo, explica que “cuando buscábamos trabajo no teníamos que dar una dirección, y era poco probable que volviéramos a llamar”.

Ella ve a la Vivera Orgánica como una herramienta más para una vida más digna: “Este proyecto es parte del barrio y parte de nosotros; ahora sentimos que tenemos expectativas diferentes”.

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba