América Latina y Caribe

Ninguna energía renovable se detiene en Chile, pero la energía comunitaria no se ha ido

– Las energías renovables, especialmente la solar y la eólica, están creciendo sostenidamente en Chile, impulsadas por grandes empresas. Pero la generación comunitaria de energías alternativas no despega, a pesar de una ley que la promueve.

Este largo y angosto país de 19,5 millones de habitantes, rico en energía solar gracias al norte del desierto de Atacama y también en viento gracias a su ubicación entre el Océano Pacífico y la Cordillera de los Andes, puede acelerar la transición hacia la neutralidad de carbono, gracias a eso inusual. renovables (ERNC), que también incluye la hidroelectricidad.

El 28 de julio a las 15:00 horas, las ERNC batieron el récord de participación horaria en la generación eléctrica del país, al representar el 62,3 por ciento del total. En 2021, la generación renovable representó el 44,8 por ciento de toda la electricidad generada, alcanzando los 35.892 gigavatios hora (GWh). El total generado ese año fue de 80.116 GWh.

Ana Lía Rojas, directora ejecutiva de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), que agrupa a las empresas del rubro, dijo que todos los sectores avanzan en las ERNC, especialmente el energético y el minero.

Acera estimó que 2022 podría terminar con 13.000 a 14.000 megavatios (MW) de ERNC instalados, y de hecho ya eran más de 12.370 MW en mayo.

“Hace mucho tiempo que representábamos el 10 por ciento, superamos el 20 por ciento cinco años antes de la fecha que marca la ley y las ERNC actualmente superan el 35 por ciento del total. Este es un hito mundial”, dijo Rojas.

El objetivo ahora es el 50 por ciento en los próximos años y el 70 por ciento para 2030.

Andrés Díaz, director del Centro de Energía y Desarrollo Sustentable de la privada Universidad Diego Portales, señaló que “el aumento de la participación de las ERNC en la matriz energética, así como la promoción de los sistemas de almacenamiento, es fundamental como parte del proceso energético”. transición. Estamos haciendo frente.

«Cuando se trata de alcanzar las metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero como resultado de la eliminación de las centrales a carbón, las ERNC deben ser capaces de garantizar la estabilidad del sistema eléctrico», dijo a .

Díaz también dijo que esto significa que se brindará la capacidad de actuar ante posibles fallas en los sistemas de transmisión.

“Hay un aspecto pedagógico, los paneles solares enseñan a los niños cómo los elementos de la naturaleza pueden complementar la tecnología para brindar un recurso esencial para la vida humana que no dañe el medio ambiente”, dice Rita Méndez, directora de la escuela Nueva Zelandia, en el municipio. de Independencia en el extremo norte de Santiago de Chile AMIGOS: Orlando Milesi/

La generación comunitaria carece de impulso

Este enorme avance en las ERNC no ha ido de la mano con el escaso desarrollo de proyectos de generación comunitaria, la modalidad de generación distribuida o descentralizada enfocada al autoconsumo, mayoritariamente solar y en copropiedad.

Nicolás O’Ryan, ingeniero civil electricista y socio fundador de Red Genera, impulsó el proyecto comunitario ERNC en la escuela Nueva Zelandia del municipio de bajos recursos Independencia, en la periferia norte de Santiago, al instalar paneles solares en el techo de Dublín . el gimnasio.

La iniciativa es una de las pocas impulsadas a través de la Ley 21118, vigente desde hace dos años, para incentivar la generación eléctrica comunitaria, también conocida como generación ciudadana.

La Agencia de Sostenibilidad Energética del gobierno financió el 50 por ciento de la inversión de $21,000. Red Genera aportó 3.158 dólares adicionales y cinco personas recaudaron los 7.368 dólares restantes y una campaña de donación de particulares y empresas.

Los paneles proporcionarán 26.703 kilovatios hora (kWh) al año. De ese total, el 29,67 por ciento se destinará a la escuela y el 3,52 por ciento a todos los beneficiarios e inversores.

El proceso de conexión con Enel Chile, filial del grupo eléctrico multinacional italiano Enel, está «muy avanzado y solo falta el último paso: notificar la conexión», dijo O’Ryan a .

La energía cubrirá el consumo de la escuela y el consumo de 20 familias del entorno. El resto se gestionará a través de un proceso conocido localmente como Net Billing, una medición simultánea del consumo y la inyección de energía a la red, que permite a cualquier usuario autogenerar electricidad e inyectar el excedente a la red, cobrando por él.

«Para fin de año espero que estemos listos… necesitamos apoyo institucional para orientar el proceso y resolver dificultades como el cambio de administración escolar, que será transferido al Servicio Local de Educación», dijo.

La directora de la escuela, Rita Méndez, dijo a que la planta contribuye a la educación de los 393 niños (más del 50 por ciento de los cuales son hijos e hijas de inmigrantes, en su mayoría venezolanos) que cursan los 10 grados de la escuela en El barrio desfavorecido esta, comenzando en el jardín de infantes.

“La planta nos ayuda a formar nuevos ciudadanos en la conciencia ambiental, que ayude a cuidar el medio ambiente y pensar en cómo usar energías limpias para contribuir al desarrollo de la vida”, dijo en una entrevista en el centro.

Parte de los 33.600 paneles solares instalados en agosto de 2020 en el barrio de Til Til, en el norte de Santiago, con una inversión de 15 millones de dólares y una vida útil de unos 30 años. En este municipio, uno de los más pobres de Chile, el proyecto abarca 23 hectáreas y generará nueve megavatios de energía eléctrica. AMIGOS: Orlando Milesi/

Un proyecto pionero, cinco años después

El abogado ambientalista Cristian Mires, cofundador de la no gubernamental Energía Colectiv, lidera Buin Solar, la primera iniciativa en Chile destinada a generar energía eléctrica de manera comunitaria, fundada en 2017.

En ese momento, 100 personas entregaron hasta 52 dólares cada una para financiar una planta de paneles solares de 10 KW que se instaló en el laboratorio de energía del Instituto del Medio Ambiente (Idma) en Buin, localidad a 47 kilómetros al sur de Santiago.

El Instituto consume la energía y cualquier excedente se inyecta a la red. Luego de 10 años de operación, la planta será transferida a Idma.

Idma paga unos 215 dólares mensuales por la energía, pero sin paneles el costo sería el doble. Y consume energía limpia, aspecto importante de un Instituto que forma profesionales para combatir el cambio climático.

“Buin Solar fue un proyecto conjunto pionero para construir la primera planta comunitaria. Es un proyecto exitoso que fue una excelente experiencia de aprendizaje y resaltó la importancia de trabajar en proyectos colaborativos”, dijo Mires.

Agregó que “la energía comunitaria es una solución urgente para enfrentar la crisis climática. Buin Solar tiene beneficios sociales, ambientales y económicos”.

Sin embargo, el ambientalista lamenta el lento avance que se ha tenido en la generación comunitaria a pesar de que existe un marco legal que promueve su desarrollo.

“La promoción de la energía comunitaria es muy débil, la democratización de la energía es muy baja”, argumentó.

Según Mires, se debe generar confianza para trabajar juntos, pero también se necesitan incentivos para superar la barrera del financiamiento y la falta de capacidad técnica.

“Sería muy importante tener instrumentos de promoción. Hay una promesa en el programa de gobierno del presidente Gabriel Boric (en el poder desde marzo), que menciona la generación comunitaria. Estamos comprometidos con el mejor desarrollo de este tipo de generación de energía. Hasta ahora, la mayoría de ellos han sido proyectos individuales”, dijo.

El parque eólico Los Cururos, inaugurado en 2014, está ubicado en medio del desierto de la región de Coquimbo, frente al Océano Pacífico. La planta aporta 109,6 megavatios de potencia al Sistema de Interconexión Central de Chile. Pertenece al Grupo privado EPM y cuenta con 57 aerogeneradores de 1,8 y 2,0 megavatios. AMIGOS: Orlando Milesi/

Generación distribuida: mínima contribución al mix energético

La generación distribuida se caracteriza por pequeñas centrales eléctricas de no más de 300 kilovatios (kW), frente a la generación centralizada, con grandes centrales que inyectan toda su producción a la red de transporte. Y aunque ha crecido en términos de número de actores individuales, su contribución al sistema es pequeña.

Felipe Gallardo, ingeniero investigador de Acera, dijo a que 12.365 plantas de generación distribuida o descentralizada de ERNC están en manos privadas, totalizando 125 MW, equivalentes al 0,4 por ciento de la capacidad instalada del país.

“De las instalaciones de Net Billing, más del 98 por ciento son de tecnología solar fotovoltaica”, dijo. El mayor número se encuentra en las regiones centrales de Chile.

Por su parte, Díaz enfatizó la importancia de aumentar el número de personas que generan energía para su propio consumo y aportan sus excedentes a la red.

“La autogestión de la energía permite a los clientes no solo recibir ingresos por la energía inyectada a la red, sino también evitar incidentes en el sistema eléctrico nacional”, dijo.

Una vista del amanecer en medio del vapor del géiser El Tatio, en la región de Antofagasta, donde ha comenzado la energía geotérmica, una fuente no convencional, limpia, ilimitada del calor interno de la tierra que abunda en el norte de Chile. modificado. AMIGOS: Marianela Jarroud/

Obstáculos a las ERNC

El crecimiento explosivo del vertido de energías renovables no convencionales es una cifra preocupante, debido a las dificultades para transportarla por la falta de líneas de transmisión a los grandes centros de consumo.

Este año no se pudieron utilizar 290 GWh de energía eólica y solar.

“El desarrollo futuro depende de los sistemas de almacenamiento para asegurar la estabilidad de las ERNC a medida que avanzamos en el cumplimiento de los acuerdos en cuanto al retiro de las centrales a carbón”, dijo Díaz.

Gallardo lamentó el impacto del vertido energético a nivel país “porque se necesitan centrales térmicas, que tienen un costo variable más alto y generan emisiones contaminantes”.

“A medida que aumenten las renovables y, por otro lado, se eliminen las centrales a carbón, será necesario tomar medidas adicionales para aumentar los niveles máximos de participación de las ERNC”, dijo.

La consultora de Acera cree que en el mediano plazo se deben implementar sistemas de almacenamiento para evitar el vertido de las ERNC.

También dice que será necesario seguir mejorando el marco regulatorio de los sistemas de almacenamiento.

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba