Más allá de nuestra existencia

By | 28 junio, 2013

Has recapacitado alguna vez sobre nuestra existencia? La mayoría de los mortales tienden a vivir la vida sin parase mucho a pensar nada más. Pero para los que tienen un hueco en sus mentes, seguro se habrán preguntado, ¿por qué estamos aquí? ¿cuál es el objetivo de esta vida? ¿es nuestra vida tan sencilla como la de cualquier animal?

Es duro pensar, que nuestra vida es tan simple como la de un mosquito. No es que la duración o complejidad sea la misma pero si los mosquitos nacen y mueren, las personas nacemos y morimos no de la misma forma pero el principio y el final poseen una misma base.

 

¿Por qué estamos aquí?

Nuestra existenciaNo se nos ocurre pensar en un más allá cargado de mosquitos, por qué si sería distinto en el caso de la raza humana.

Preguntas existenciales que sí tendrían una respuesta si atendiésemos al ocultismo, al más allá.

Cuando el ser humano está claro que nuestro cuerpo muere, ya no volverá jamás, igual que un mosquito, igual que cualquier animal que convive y comparte nuestros espacios con nosotros. Pero a diferencia de éstos, el ser humano tiene alma, se dice que la tiene y es el alma lo que nos hace diferentes.

El alma es la responsable de llevar nuestra existencia a otro nivel, que desconocemos, aunque no totalmente.

 

El papel de un medium

Nuestra existenciaMuchas personas son consideradas “especiales” porque poseen la capacidad de apreciar presencias, presencias que intentan comunicarse con nosotros con distintos objetivos.

Normalmente entrar en contacto con una presencia no es fácil para una persona normal y corriente que no se dedique al mundo del esoterismo, que no es médium por decisión propia.

Estas personas, desconocidas para el resto del mundo tienen la capacidad de contactar y sin embargo les aterra la idea de hacerlo.

Y es que según los estudiosos del tema las manifestaciones de espíritus no se realizan con la aparición de una imagen de una persona que se sienta a hablar contigo tranquilamente. Suelen aparecer con golpes, ruidos y acciones que intentan en primer lugar llamar nuestra atención.

Los testimonios de algunos de estos mediums hablan de situaciones que realmente dan miedo y el miedo hace que las personas se bloqueen y el contacto al final no se produce.

Algunas sufren tanto miedo que intentan acudir desesperadamente en busca de la ayuda de alguien y se piensa (ayudado por la influencia de familiares y amigos) en psiquiatras y psicólogos, que ante tal impotencia recetan medicamentos que sin saberlo no sirven para nada.

Los estudios recomiendan a estas personas (muy alegremente) mantener la calma e intentar hablar con el espíritu para saber y aliviar su ansiedad y conseguir por fin el contacto necesario para encontrar el equilibrio.

Aunque como recomendación general, lo más importante es procurar la paz y tranquilidad para los que ya nos dejaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.