Asia y Pacífico

Por qué el Sur Global debería apoyar la acción de la ONU en Sri Lanka

– El desastre económico, político y de derechos humanos en Sri Lanka está en las noticias de todo el mundo, pero sus raíces se remontan a años, o incluso décadas. En septiembre, la ex Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, enfatizó en su informe sobre Sri Lanka que «graves violaciones de los derechos humanos quedaron impunes». [has] creó un ambiente para la corrupción y el abuso de poder”.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU pronto considerará una resolución para abordar ese problema. Los países del sur global que asisten al Consejo, incluidos Benin, Côte d’Ivoire, Gabón, Gambia, Namibia y Senegal, desempeñan un papel importante en el apoyo al pueblo de Sri Lanka para enfrentar la crisis actual y sus causas profundas.

Entre 1983 y 2009 Sri Lanka sufrió una terrible guerra civil entre el gobierno y los separatistas Tigres de Liberación de Tamil Eelam (LTTE). Los años de brutalidad contra los civiles y los continuos esfuerzos del gobierno para proteger a los responsables de la justicia han arrojado una larga sombra sobre el país. Ambas partes cometieron violaciones generalizadas del derecho internacional.

“Es la incapacidad de encontrar la verdad y la justicia en Sri Lanka a pesar de muchos esfuerzos, y la posterior pérdida de confianza y esperanza en los procesos internos, lo que lleva a muchos habitantes de Sri Lanka a Ginebra”

Ruki Fernando, activista de Sri Lanka

En los últimos meses del conflicto en 2009, los LTTE utilizaron escudos humanos y miles de civiles tamiles murieron cuando las fuerzas gubernamentales bombardearon hospitales y zonas de no disparar. Cuando la guerra terminó con la derrota de los LTTE y la destrucción de su liderazgo, las fuerzas gubernamentales se involucraron en ejecuciones sumarias, violaciones y desapariciones forzadas.

Desde entonces, muchos tamiles han querido saber qué pasó con los que no regresaron. En agosto, un grupo llamado Madres de los Desaparecidos realizó 2.000 días de protestas continuas exigiendo saber el destino de su familia. En lugar de obtener respuestas, son objeto de intimidación y vigilancia por parte del aparato de seguridad del gobierno. Sin embargo, representantes del grupo viajaron a Ginebra para pedir al Consejo de Derechos Humanos que mantenga viva su esperanza de justicia.

Durante muchos años, personas de todas las religiones y comunidades del país han presentado sus relatos de sufrimiento y su búsqueda de justicia al Consejo de Derechos Humanos. Como escribió recientemente el destacado activista de Sri Lanka Ruki Fernando: “La incapacidad de encontrar la verdad y la justicia en Sri Lanka a pesar de muchos esfuerzos, y la consiguiente pérdida de confianza y esperanza en los procesos internos, lleva a muchos habitantes de Sri Lanka a Ginebra”.

Los sucesivos gobiernos de Sri Lanka designaron a los presuntos responsables de estos ataques en altos cargos y bloquearon las investigaciones, lo que socavó la independencia del poder judicial y el estado de derecho. En un caso raro en el que un soldado fue condenado por asesinato, el presidente lo perdonó.

A principios de este año, después de años de mala gestión y corrupción, Sri Lanka se quedó sin divisas, lo que significa que ya no podía financiar importaciones esenciales como combustible, alimentos y medicinas, lo que obligó al gobierno a incumplir sus deudas externas. A medida que aumentaba la inflación y la gente no podía obtener las necesidades básicas, estallaron protestas masivas que llevaron a la renuncia del primer ministro en mayo y la renuncia del presidente en julio.

En las calles, un gran número de ciudadanos comunes de Sri Lanka exigieron una reforma constitucional y medidas para abordar la corrupción. La enmienda de 2020 a la constitución debilitó las instituciones de derechos humanos y otorgó al presidente el poder de nombrar jueces superiores. También socavó instituciones como la Comisión contra el Soborno, que se encarga de combatir los delitos económicos.

El nuevo presidente, Ranil Wickremesinghe, ha prometido reformas. Pero respondió reprimiendo la disidencia, usando al ejército para dispersar las protestas pacíficas y arrestando a los presuntos organizadores de las protestas. Usó la notoria Ley de Prevención del Terrorismo para detener a tres estudiantes activistas por hasta un año sin razón.

El uso de esta ley demuestra que no se puede confiar en las declaraciones del gobierno a la comunidad internacional con respecto a los derechos humanos. Ya en junio, el entonces canciller le dijo al Consejo de Derechos Humanos que había una moratoria en el uso de esa ley, que se ha utilizado repetidamente para permitir la detención arbitraria y la tortura, y que los gobiernos habían prometido derogar sucesivamente.

La resolución actualmente ante el Consejo de Derechos Humanos amplía el mandato de un proyecto de la ONU para recopilar y analizar pruebas de crímenes de guerra y otros crímenes de derecho internacional cometidos en Sri Lanka y prepararlos para su uso en posibles juicios en el futuro. También ordena a la ONU que continúe monitoreando e informando sobre la crisis de derechos humanos en Sri Lanka. Con personas luchando por las necesidades diarias y el gobierno tomando medidas enérgicas contra la disidencia, eso es más importante que nunca.

El gobierno de Sri Lanka se ha opuesto a estas medidas, alegando falsamente que ya está actuando para proteger los derechos humanos. En apoyo a Sri Lanka que busca el cambio y la rendición de cuentas, los miembros del Consejo del Sur Global deben apoyar plenamente la resolución.

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
ResponsableJacinto Pabón Rodarte +info...
FinalidadManage and moderate your comments. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosAutomattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba