Africa

Romper el círculo vicioso de la trata con fines de explotación sexual

– Sharon* estaba tratando de escapar del área rural de su economía informal en Kayonza, un área en el este de Ruanda, e hizo un largo y duro viaje a Kenia en busca de un trabajo bien pagado.

Un desconocido la contactó, pagó su boleto y le dio una pequeña cantidad de dinero de bolsillo para viajar a Kenia por carretera. El hombre le dijo a la joven de 19 años que ella viajaba para aprovechar una «oportunidad de trabajo».

Sin embargo, Sharon se encontró teniendo sexo en un bar de karaoke en las afueras de la capital de Kenia, Nairobi.

El trabajo de Sharon consistía en hacer una reverencia elegante para cada cliente en la puerta y llevarlos al bar.

“También me contrataron como bailarina en un club nocturno y a veces mi patrón me obliga a tener relaciones sexuales con clientes para ganarme la vida”, dijo a en una entrevista la graduada de secundaria.

Al igual que Sharon, los activistas dicen que el número de mujeres jóvenes de áreas rurales que son traficadas en el comercio sexual está aumentando en muchos países de África Oriental. Las jóvenes están comprometidas con buenos trabajos o matrimonio. En cambio, son vendidas como prostitutas en ciudades como Nairobi (Kenya) y Kampala (Uganda).

Tanto activistas como legisladores advierten que las personas con agendas ocultas podrían atacar a las jóvenes ruandesas.

El tráfico de la mayoría de estas mujeres jóvenes hacia los países vecinos es un proceso complejo. Se trata de falsas promesas a sus familias y víctimas a quienes se les promete una «vida mejor», dicen los activistas.

En muchos casos, los traficantes atraen a mujeres jóvenes de aldeas rurales a países vecinos y prometen trabajar por un buen salario. Luego, las víctimas son transferidas a sus esclavos, especialmente en hoteles sospechosos y bares de karaoke.

Si bien Ruanda ha tratado de combatir la trata de personas, los organismos encargados de hacer cumplir la ley destacan que el principal desafío es la asistencia financiera y de otro tipo para las víctimas repatriadas. Debido a los limitados presupuestos de las instituciones encargadas de la investigación y rehabilitación de víctimas, estos programas no están operando de manera óptima.

El presidente del Comité de Asuntos Regionales y Resolución de Conflictos de la Asamblea Legislativa Conjunta de África Oriental, Fatuma Ndangiza, advirtió que si no se toman medidas urgentes, es probable que el problema empeore.

«La mayoría de estas jóvenes desempleadas eran víctimas de una antigua red de trata de personas que opera bajo la apariencia de agencias de empleo en la región», dijo Ndangiza a .

Las últimas cifras de la Oficina de Investigación de Ruanda (RIB) muestran que en los últimos tres años se han investigado 119 casos de trata de personas, migración ilegal y tráfico de migrantes en la región.

Estos involucraron a 215 víctimas, incluidas 165 mujeres y 59 hombres.

Impulsadas por la demanda de trabajo gratuito y sexo comercial, las redes de tráfico en toda la región de África Oriental explotan principalmente las vulnerabilidades económicas y sociales para explotar a sus víctimas, dijeron los expertos.

Sin embargo, las estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) muestran que la falta de legislación pertinente y de instituciones administrativas muy necesarias en toda la región de África oriental siguió otorgando a los traficantes y contrabandistas una ventaja indebida para llevar a cabo sus actividades.

Para prevenir la trata de personas, Ruanda ha tomado una serie de medidas, incluida la aprobación de una nueva ley en 2018.

Según la legislación actual, los infractores son condenados a hasta 15 años de prisión, pero los activistas dicen que la prevención no es suficiente.

Si bien los agentes del orden han sido capacitados para combatir la trata de personas, Evariste Murwanashyaka, un estricto defensor de los derechos humanos con sede en Kigali, dijo a que la aplicación de la ley es un desafío, principalmente porque es difícil detectar a las mujeres que se dedican al trabajo sexual o al trabajo sexual. otras formas de explotación sexual en los países vecinos.

Murwanashyaka es Gerente de Programa de la Organización Paraguas de Derechos Humanos con sede en Ruanda llamada ‘Collectif des Ligues et Associations de Défense des Droits de l’Homme’ (CLADHO).

«Es más probable que las mujeres jóvenes sigan siendo objeto de trata debido a la creciente demanda de esclavitud sexual en toda la región», dijo.

Ahora con la pandemia de COVID-19, los activistas dicen que no es solo una falta de conciencia, sino que las personas, especialmente los jóvenes, no saben que son víctimas de un delito de trata de personas.

“La mayoría de las ofertas de trabajo informal del exterior para estos jóvenes [from Rwanda] involucrados en actividades ilícitas, como la trata de seres humanos, principalmente mujeres, y su explotación sexual y laboral”, dijo Murwanashyaka a .

Según el Centro Africano de Estudios Estratégicos, la trata de personas va en aumento debido al aumento de las tasas de desempleo, la desnutrición y el cierre de escuelas.

Mientras tanto, el portavoz de RIB, el Dr. Thierry Murangira, está convencido de que la trata de personas es un crimen organizado transnacional.

“Más de una jurisdicción y cooperación regional está involucrada en el crimen organizado transnacional para investigar y enjuiciar el crimen”, dijo.

Este artículo es parte de una serie de reportajes de todo el mundo sobre la trata de personas. Airways Aviation Group admite la cobertura .
La Red de Sostenibilidad Global (NNN) persigue el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8 de la ONU con especial énfasis en el Objetivo 8.7, “que toma medidas inmediatas y efectivas para erradicar el trabajo forzoso, erradicar la esclavitud moderna y la trata de personas, y garantizar la prohibición y la erradicación. de las peores formas de trabajo infantil, incluido el reclutamiento y uso de niños soldados, y para 2025 poner fin a todas las formas de trabajo infantil”.
La esencia de la GSN surge de los esfuerzos de la Declaración Conjunta de Líderes Religiosos firmada el 2 de diciembre de 2014. Los líderes religiosos de diferentes religiones se reunieron para trabajar juntos “para proteger la dignidad humana y la libertad de las formas extremas de la globalización. indiferencia, como la explotación, el trabajo forzado, la prostitución, la trata de personas”.

Informe de la Oficina de la ONU

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba