Mundo

Severidad: una tormenta severa evitable para el mundo en desarrollo

– Los ministros de Finanzas del G20 y del mundo se reunieron en Washington, del 10 al 16 de octubre, para discutir cómo abordar múltiples crisis, incluido un costo de vida en aumento, cadenas de suministro globales rotas, un clima turbulento y la pandemia prolongada de COVID-19. .

Todo esto ha pesado mucho en las perspectivas del FMI, lo que apunta a un futuro sombrío por delante.

Esta es una noticia particularmente mala para los países en desarrollo. Usando datos del FMI, nuestra investigación mostró que el gasto de recuperación en los últimos dos años de la pandemia en el Sur Global promedió solo el 2,4% del PIB, una cuarta parte del nivel recomendado por la ONU y una fracción de lo que gastaron los países ricos.

Mientras tanto, solo el 38% del total se destinó a la protección social, y los préstamos corporativos y las exenciones fiscales se llevaron la mayor parte.

Las cosas empeorarán a menos que haya un cambio fundamental en la política. Este año, los fondos de recuperación se han agotado y, dado que la mayoría de los países están muy endeudados, el FMI prevé importantes recortes de gastos.

En 2023, se espera que al menos 94 países en desarrollo reduzcan el gasto público en términos de PIB. Nuestro informe estima que el 85 % de la población mundial que vive en 143 países vivirá bajo el control de medidas de austeridad para 2023, y es probable que la tendencia continúe durante años.

Si estas políticas no se revierten, los recortes en la protección social y los servicios públicos harán que la gente de los países en desarrollo sufra cuando más los necesite, con aproximadamente 3.300 millones de personas (o casi la mitad de la humanidad) viviendo por debajo de la pobreza. US $ 5.50 por día para fines de 2022.

Esta crisis afectará particularmente a las mujeres que han recibido la mitad de los fondos de recuperación de COVID-19 que sus homólogos masculinos.

Pero el impacto va mucho más allá de las mujeres. Los jubilados mayores y las personas con discapacidad recibirán beneficios de pensión más bajos. Los trabajadores de todo el mundo verán menos seguridad laboral, peores salarios y condiciones de trabajo a medida que se desmantelen las regulaciones.

Un estudio reciente sobre la desigualdad encontró que la gran mayoría de los países estaban flexibilizando los mercados laborales para ayudar a las grandes corporaciones. A medida que la inflación continúa aumentando, exacerbada por impuestos al consumo más altos, las familias se verán más afectadas y recibirán menos apoyo de los recortes de austeridad.

Sudáfrica muestra la crisis de los países que caen en la trampa de la austeridad. Al comienzo de la pandemia, se introdujeron subvenciones gubernamentales de R350 (USD 24 en 2021) por mes, para apoyar a las personas de bajos ingresos en edad de trabajar por primera vez.

Estas subvenciones se han extendido varias veces, brindando medios de subsistencia a los más afectados por la pandemia.

Sin embargo, a pesar de la crisis del costo de vida, el gobierno, recomendado por el FMI, ahora está considerando reducir el gasto social y solo ayudar a los más vulnerables, dejando a muchas familias de bajos ingresos sin apoyo. Otras medidas de austeridad que se están discutiendo incluyen recortes a los salarios de los funcionarios públicos y reformas a la flexibilidad laboral.

En lugar de estos severos recortes, el gobierno sudafricano y el FMI deberían enfocarse en recaudar ingresos adicionales para financiar la protección social y los servicios públicos, asegurando que todos paguen impuestos, reduciendo las lagunas y exenciones de impuestos corporativos, gravando el exceso de ganancias y los ricos.

Asimismo, Ecuador se ha visto afectado por el malestar social debido a las reformas de austeridad. En 2019, luego de grandes disturbios, el gobierno de Lenín Moreno se vio obligado a abandonar la capital y cancelar un préstamo con el FMI que recomendaba recortes en los subsidios y otras reformas de austeridad.

En 2021, el FMI volvió a proponer las mismas políticas de austeridad, como recortes de subsidios y servicios públicos, reducción de la protección social y regulaciones laborales.

En 2022, campesinos, indígenas y campesinas marcharon nuevamente a la capital con horcas para unirse a estudiantes y trabajadores que protestaban contra las políticas de austeridad, lo que obligó al presidente Lasso a dar marcha atrás y acceder a otorgar subsidios y otras demandas.

Estos son solo dos ejemplos que muestran la intensa tormenta que se avecina en todo el mundo. Esto es extremadamente injusto y creará dificultades sociales innecesarias, ya que las poblaciones están luchando con una crisis del costo de vida, especialmente en un momento en que muchos países están perdiendo cantidades significativas de ingresos debido a abusos fiscales, flujos financieros ilegales y exenciones fiscales en gran medida. . corporaciones que son completamente innecesarias.

Los recortes de austeridad no son inevitables, hay alternativas incluso en los países más pobres. En lugar de recortes de austeridad, los gobiernos pueden aumentar los ingresos fiscales progresivos, reestructurar y eliminar la deuda, eliminar los flujos financieros ilícitos y reasignar el gasto público, entre otras opciones.

Los formuladores de políticas deben actuar al respecto. Todo el sufrimiento humano y el malestar social que proviene de la austeridad es innecesario.

Las organizaciones de la sociedad civil han lanzado una campaña mundial para poner fin a la austeridad, incluidas, entre otras, ActionAid International, la Red Europea para la Deuda y el Desarrollo (Eurodad), la Coalición para luchar contra la desigualdad, Transparencia financiera y Oxfam Internacional.

Una campaña de austeridad hace un llamado a los ciudadanos y organizaciones de todo el mundo para que luchen contra las olas de austeridad que se extienden por todo el mundo, aumentando la desigualdad y exacerbando los efectos de la crisis del costo de vida.

Nuestros tomadores de decisiones necesitan intensificar y hacer un cambio. No hay tiempo que perder.

Matti Kohonen es Director Ejecutivo de la Alianza para la Transparencia Financiera; Isabel Ortíz Director del Programa de Justicia Social Global en la Iniciativa Joseph Stiglitz para el Diálogo de Políticas

Oficina de las Naciones Unidas

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
ResponsableJacinto Pabón Rodarte +info...
FinalidadManage and moderate your comments. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosAutomattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba