América Latina y Caribe

Sistemas Rurales Mitigan el Impacto del Uso Excesivo del Agua en Chile

– Dirigentes locales de los Servicios de Saneamiento Rural (RSS) advierten que la perforación ilegal de pozos por parte de grandes empresas agroexportadoras en Chile contribuye a los efectos de la sequía y amenaza el suministro de agua potable y la paz social.

Los líderes de estos programas también destacan que la nueva constitución que podría resultar del referéndum del 4 de septiembre garantizaría el derecho humano al agua, lo que fortalecería su gestión y el manejo de las cuencas hidrográficas, así como dar respuesta a la crisis hídrica que impedir la facilitación. por incitar a la protesta y al conflicto social.

Los derechos de agua fueron comercializados durante la dictadura del General Augusto Pinochet 1973-1990, y entre 1994 y 2006 los gobiernos de turno durante la transición democrática vendieron las principales sanitarias a empresas extranjeras, las cuales controlaron desde entonces el suministro de agua en las ciudades chilenas.

El abastecimiento de agua en las zonas rurales, que estas empresas consideraban poco rentable, quedó en manos de las 2.306 RSS del país, que fueron institucionalizadas y transformadas en Servicios de Saneamiento Rural en 2020 a través de una reforma legal. Operan a lo largo de este largo y angosto país sudamericano de 19,5 millones de habitantes y cuentan con 7.000 líderes y 6.000 trabajadores.

La RSS, integrada por cooperativas, juntas de vecinos y otras organizaciones sociales de diversa envergadura, tiene un papel en la garantía del abastecimiento de agua potable en las zonas rurales, con el Estado como supervisor y proveedor de infraestructura. También pueden asumir la responsabilidad del saneamiento en el futuro.

Estos sistemas benefician a 2,1 millones de personas, quienes proveen agua a un precio inferior al de las empresas de distribución y saneamiento.

Durante la pandemia del COVID-19, el 90 por ciento de las RSS no dejaron de atender a sus usuarios, y a pesar de la cuarentena la mayoría pagó sus cuotas mensuales, para mantener el sistema.

La Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del Ministerio de Obras Públicas dijo a que invertirá unos 57 millones de dólares durante el período 2021-2022 para buscar nuevas fuentes de abastecimiento, y en la conservación y mejoramiento central de los sistemas. Para 2023 la inversión proyectada es de 14 millones de dólares.

El mantenimiento del RSS La Alianza en la localidad de Choapino, aproximadamente a 105 km al sur de Santiago de Chile, es un trabajo continuo.  AMIGOS: Orlando Milesi/

Alivio para el creciente estrés hídrico

La economía de Chile se basa en la minería, especialmente el cobre, y las grandes exportaciones agrícolas, dos industrias que requieren una gran cantidad de agua en un país con recursos hídricos limitados.

El resultado es un aumento del estrés hídrico, intensificando la tensión entre las industrias poderosas y el consumo humano y la agricultura a pequeña escala, que se ve exacerbada por la gestión privada de un recurso esencial como es el agua.

En este contexto, la SST ha facilitado el acceso al agua, pero a medida que las sequías recurrentes y otros impactos climáticos se suman al déficit de agua, su papel se vuelve más difícil, sin cambios significativos en el derecho al agua.

Francisco Santander, tesorero de la RSS en Quebrada Santander, en la precordillera andina 450 kilómetros al norte de Santiago, dijo a que «el primer pozo que perforamos a mano fue en 1999 con 20 miembros. Ahora tenemos 45».

“El pozo más grande de 50 metros fue perforado hace cinco años. Es uno de los más profundos del municipio de Río Hurtado. Compramos un terreno y solicitamos un proyecto de perforación. El Departamento de Salud proporcionó el dinero”, dijo en una entrevista desde su ciudad natal.

La inversión incluyó bombas, un panel solar para energía, gaviones (una canasta o recipiente lleno de arcilla, piedras u otro material), un pozo y un tanque de 50,000 litros.

“El verano pasado, cuando enfrentábamos la crisis de la sequía, le vendimos agua a Píchasca (un pueblo cercano). Nos pidieron ayuda. Les dimos hasta cuatro camiones por día de sus tanques y ellos pagaron con un subsidio de emergencia. El pozo va bien por debajo de un consumo moderado”, explica orgulloso Santander.

El panel solar fue el primero en Río Hurtado y redujo los costos de energía en una sexta parte. Se suma al bajo precio que se cobra por el agua: 1,3 dólares por metro cúbico y 2,2 dólares como tarifa de servicio básico.

Gloria Alvarado de la RSS en El Patagual, que atiende a 800 afiliados en Pichidegua, un municipio de 18.000 habitantes a 165 km al sur de Santiago, fue presidenta de la Federación Nacional de Agua Potable Rural y fue miembro de la Convención Constituyente que redactó la nueva constitución. los votantes aprobarán o rechazarán en el referéndum del próximo mes.

En declaraciones a desde El Patagual, como experta nacional, alertó sobre la crítica situación hídrica por el cambio climático y la sequía, agudizada por el sobreuso, la mala distribución de derechos y la deficiente gestión de cuencas.

Vista del tanque de almacenamiento de agua de 75 metros cúbicos instalado en La Alianza, en Choapino, donde también funciona la oficina para atender las necesidades de los afiliados y pagar sus cuentas.  Los usuarios de estos sistemas de saneamiento rural, comunes en Chile, no suelen atrasarse en sus pagos, pues gracias a estos sistemas tienen agua en un país donde la gestión del agua está en gran parte privatizada.  AMIGOS: Orlando Milesi/

“Petorca (un municipio a 205 km al norte de Santiago) tiene un lado muy verde con plantaciones de aguacate, pero tiene otro lado donde la gente no tiene agua para beber y se abastecen con camiones cisterna. Es difícil que un pozo RSS de 50 metros compita con un pozo de 200 metros”, dijo, quejándose de las empresas agroexportadoras.

También mencionó el uso intensivo del agua por parte de empresas forestales del sur de Chile y empresas mineras que “hasta hace poco no tenían la obligación de reportar su consumo de agua”, como lo hacen ahora gracias al artículo 56 del nuevo Código de Aguas.

En el valle central de Chile, las plantaciones de exportadores de frutas se han expandido exponencialmente, sin límites en su expansión, dejando muchas áreas vulnerables al agua, dijo Alvarado.

“No hay ordenamiento territorial ni protección de la función ecológica del suelo. Hoy el agua potable rural corre un gran peligro porque hay una competencia desigual entre quienes extraen para consumo humano y quienes extraen para uso comercial e industrial”, dijo.

“El setenta y nueve por ciento de los derechos de agua están en manos del uno por ciento de los chilenos. Es injusto y muchas familias están sufriendo las consecuencias”, dijo, quejándose de que un recurso esencial en Chile se haya transformado en un bien comerciable.

José Rivera es el administrador de la RSS 500 familias en La Alianza en Choapino, en el municipio de Rengo, 105 km al sur de Santiago.

La localidad forma parte de la central Región de O’Higgins, la mayor exportadora de frutas, vino, cerdo y pollo, «lo que básicamente significa que exporta agua», dijo durante una visita a las instalaciones de La Alianza. Por eso, dijo, “aquí hacíamos pozos de 30 metros, hoy hacemos pozos de 100 metros, y en el vecino municipio de Machalí hacemos pozos de 200 metros”.

Según Rivera, quien es secretario de la Federación Nacional de RSS de Chile, otro problema en O’Higgins es que los pozos se han construido de manera sigilosa y sin supervisión durante los últimos 10 años.

“Los agricultores tienen tantas plantaciones que han comenzado a extraer agua subterránea y hacer pozos subterráneos. Hay miles de pozos” que no se conocen y no están sujetos a ningún control, dijo.

El RSS tiene dos pozos: uno de 80 metros de profundidad y otro de 100. Uno recoge el agua en un depósito metálico de 75.000 litros y el otro en un depósito de hormigón de 200.000 litros. Está previsto un tercer depósito de 200.000 litros.

“Antes éramos los únicos que usábamos agua subterránea. Hoy en día las empresas agroindustriales están reemplazando el agua de los ríos por aguas subterráneas y no tenemos inspectores en la Dirección General de Aguas. No tienen recursos ni autorización para entrar a una finca”, dijo Rivera.

Una solución, en su opinión, es usar drones para investigar pozos no registrados.

«El mayor problema, hablando en nombre de la asociación, es que hay una guerra de pozos. Si yo cavo un pozo de 40 metros, la finca cavará un pozo de 100 metros y así sucesivamente. El Estado no tendrá los recursos y nosotros tampoco. Y habrá otro estallido de malestar social”, pronosticó.

Rivera lo llama un “terremoto de aguas tranquilas”, luego de recorrer la región y las miles de hectáreas de sembradío.

“La tierra seca de la costa está llena de olivos, donde antes no los había. Picidegua está lleno de árboles de aguacate. Es un delito porque no tenemos agua. Los poderosos, que son dueños de 500 o 1000 hectáreas, sacan agua de aquí y la transportan a los cerros, donde cada vez hay más plantaciones”, dijo.

Mientras tanto, «pequeños agricultores con cinco o seis hectáreas están sin agua», dijo, y calificó la situación como «grave, polvorienta».

José Rivera, administrador de La Alianza RSS, revisa los instrumentos del nuevo sistema de medición de caudal que muestra, en segundo lugar, cuánta agua hay en el tanque y cuánto se está consumiendo en los arrancadores de agua instalados en las casas de cada uno.  integrantes de este sistema de saneamiento rural, organización social única en Chile, que mitiga el déficit hídrico del país.  AMIGOS: Orlando Milesi/

El agua como derecho humano

Alvarado dijo que la solución a la gestión del agua está en la nueva constitución.

El texto aprobado por la Convención Constituyente «redistribuirá el derecho de uso del agua», dijo. “Se extinguirá la titularidad de los derechos, que se convertirán en autorizaciones de uso”.

Dijo que una de las raíces de la crisis del agua es que hay demasiada concesión de derechos que exceden las fuentes de agua reales y que hay muy pocos inspectores de agua.

“Se creará una Agencia Nacional del Agua autónoma y habrá un manejo integral de cuencas hidrográficas donde los usuarios estén en igualdad de condiciones”, dijo.

Rivera dijo que los grandes terratenientes están engañando a los pequeños agricultores diciéndoles que si se aprueba la nueva constitución se quedarán sin agua, y «la propuesta constitucional dice que el agua es un bien público».

Un paso en la dirección correcta

Destacó, como paso positivo, el anuncio en abril de este año, bajo el gobierno del izquierdista presidente Gabriel Boric, del Código de Aguas revisado “por el que luchamos durante 15 años”.

“La nueva ley es muy buena porque protege las zonas rurales e indica que nadie puede pedir una concesión en una zona rural. No pueden privatizar. Las empresas de saneamiento urbano no pueden aumentar su área de actuación”, dijo.

“Fuimos reconocidos como RSS y hoy podemos cavar pozos y sacar agua si es para supervivencia y consumo básico”, dijo.

“Nadie quería cambiar el Código de Aguas, nadie quería cambiar la constitución… ¿quién es ‘cualquiera’? los poderes económicos, que lo harán. Ellos no quieren cambiar. Tenemos que cambiar”, insistió.

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba