América Latina y Caribe

Transformando la Naturaleza y la Mujer, por un Futuro Sostenible

– “La Pachamama (Madre Tierra) está molesta con todo el daño que le estamos haciendo”, dice Hilda Roca, una campesina peruana originaria de Cusipata, en la zona altoandina de la provincia de Cuzco, en referencia al cambio climático y a la destrucción que hay allí. . irrumpiendo en sus vidas y en su entorno.

Desde su casa, a más de 3.300 metros sobre el nivel del mar, dijo a que si las mujeres estuvieran en igualdad de poder con los hombres hace tiempo que se hubieran aprobado medidas pro-naturaleza que mitigaran el caos climático. “Pero hay que luchar contra la sexualidad para que no nos discriminen y para que se respeten nuestros derechos”, dijo el campesino de habla quechua.

El vínculo entre el cambio climático y el género es el foco de las celebraciones de las Naciones Unidas en el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, bajo el lema «Igualdad de género hoy para un mañana sostenible».

El objetivo es “articular claramente cómo la crisis climática es un problema muy ligado a la desigualdad, y en particular a la desigualdad de género, que se expresa en una distribución desigual del poder, los recursos, la riqueza, el trabajo y el tiempo entre mujeres y hombres”, Ana Güezmes, directora de la División de Asuntos de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dijo a .

América Latina es altamente vulnerable a la crisis climática a pesar de emitir menos del 10 por ciento de los gases de efecto invernadero que calientan el planeta.

Además, las mujeres están enfrentando la injusticia climática en la región: los grupos de población de bajos ingresos, donde el porcentaje de mujeres es mayor, están más expuestos a los efectos del clima por su limitado acceso a oportunidades, a pesar de que tienen menos responsabilidad para ello. emisiones

La tasa de pobreza extrema en la región pasó de 13,1 por ciento a 13,8 por ciento de la población -de 81 a 86 millones de personas- entre 2020 y 2021, según datos difundidos por la CEPAL en enero. Las mujeres de entre 25 y 59 años son las más afectadas en comparación con sus homólogos masculinos. Esta situación se agudiza entre las poblaciones indígenas y rurales, que dependen de la naturaleza para su sustento.

Estos aspectos fueron destacados en la 62 Reunión de la Presidenta de la Conferencia de la Mujer de la CEPAL, realizada los días 26 y 27 de enero, cuya declaración advierte que las mujeres y las niñas se ven afectadas por barreras específicas para acceder al agua, los efectos del cambio climático y sus desastres. . y saneamiento, servicios de salud y educación, y seguridad alimentaria.

Y las mujeres son las principales responsables de alimentar a su familia, conseguir agua y leña, y cuidar la huerta de vegetales y animales.

“Por eso decimos que la recuperación pospandemia debe transformarse en términos de sostenibilidad y equidad”, subrayó Güezmes en la sede de la CEPAL en Santiago de Chile.

Para ello, dijo, esta recuperación debe “atar los cuatro nudos estructurales de la desigualdad de género que afectan profundamente a la región: la desigualdad socioeconómica y la pobreza; segregación sexual del trabajo y organización injusta del cuidado; concentración de poder y patrones culturales patriarcales, discriminatorios y violentos; y el excedente de la cultura del privilegio”.

Luz Mery Panche, líder indígena de la NASA en Colombia. : Cortesía de Luz Mery Panche

Reconciliación con la Madre Tierra

Luz Mery Panche, líder indígena de la NASA, discutió la necesidad de incorporar una perspectiva de género en la crisis climática. Habló a desde San Vicente del Caguán, en la región de Caquetá, en la Amazonía colombiana, un país que enfrenta violentos ataques contra defensores de la tierra y el medio ambiente.

Para ella, más que sostenible, “se trata de avanzar hacia un futuro sostenible”.

“Necesitamos cambiar las condiciones creadas por la guerra y el caos en el país, debido al secuestro del poder político y económico por parte de una élite que ha estado en los espacios de decisión desde el surgimiento del país hace 200 años”, dijo. dijo.

Panche es miembro de la Coordinadora Nacional de Paz Étnica (Cenpaz) y como tal forma parte del órgano especial de alto nivel con las etnias para implementar el acuerdo de paz en su país. Es activista de derechos humanos y protectora de la selva amazónica.

Argumentó que para un futuro sustentable “debemos reconciliarnos con la Madre Tierra y avanzar hacia la vida feliz y gozosa que nos merecemos como seres humanos”.

Esto comienza, dijo, por cambiar el modelo económico que se impone violentamente en muchas zonas sin tomar en cuenta el uso del suelo, su potencial y sus beneficios; cambiando los conceptos de la economía y el modelo de educación; y organizando las economías locales y apostando por un futuro de respeto, solidaridad y fraternidad.

Panche dijo que «las mujeres necesitan estar informadas sobre los efectos del cambio climático» para avanzar hacia este modelo.

“Aunque preferimos llamar a la fiebre de la Madre Tierra ‘calentamiento global’. Y nos toca a nosotros recordar tomar decisiones que nos han vuelto a poner en el camino de la armonía y el equilibrio de abolengo, lo que llamamos regreso a los orígenes, al útero materno, para potenciar la convivencia y el sentido de humanidad”, dijo. .

La eclecticista uruguaya Lilian Celiberti banderas que dicen “Nuestro cuerpo, nuestro territorio” en las calles de Tarapoto, una ciudad en la selva central de Perú, durante una edición del Foro Social Panamazónico. AMIGOS: Mariela Jara /

Tiempos de cambio: una convivencia diferente con la naturaleza y la igualdad

Lilian Celiberti, ecumenista uruguaya y fundadora de la ONG Cotidiano Mujer y del Colectivo Dafnias, dijo a desde Montevideo que los gobiernos hoy tienen las herramientas para trabajar la igualdad de género para tener mañana un futuro sostenible, como reza el lema del 8 de marzo de este año. .

Por el contrario, dijo, están en juego intereses económicos que sustentan una propuesta de desarrollo basada en el crecimiento y explotación de la naturaleza.

Pidió el fortalecimiento de las economías locales y la agroecología, entre otras opciones comunitarias en la región latinoamericana que van en contra del enfoque dominante del gobierno.

“Pero creo que estamos en una encrucijada muy compleja y que solo la participación social podrá encontrar caminos de participación múltiple, diversa y de sostenibilidad colectiva que incorporen políticas de cuidado y una conciencia de la interdependencia de la sociedad humana”, dijo.

Celiberti dijo “estamos en un planeta de recursos finitos y necesitamos generar una nueva relación con la naturaleza, pero veo que los gobiernos están lejos de este tipo de pensamiento”.

Güezmes de la CEPAL enfatizó que los movimientos sociales, especialmente los liderados por mujeres jóvenes indígenas y no indígenas de la región, han revelado múltiples asimetrías y desigualdades.

Ana Güezmes es directora de la División de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. AMIGOS: CEPAL

“Tenemos una deuda intergeneracional, donde la insostenibilidad del actual estilo de desarrollo que tiene un impacto directo en nuestro futuro a nivel global y un impacto directo en sus medios de vida, territorios y comunidades está en el centro del debate”, dijo Güezmes. , que es de España y ha trabajado durante muchos años dentro de las Naciones Unidas en varios países de América Latina.

Reconoció el aporte de los movimientos feministas que se enfocan en la redistribución del poder, los recursos y el tiempo para avanzar hacia un modelo de igualdad que incluya la reducción de la violencia.

Y advirtió que, desde la perspectiva climática, se acerca la ventana de oportunidad para la acción, por lo que debemos actuar con rapidez, creando sinergias entre la igualdad de género y las respuestas al cambio climático.

Güezmes dijo que “estamos ante un cambio de época” con desafíos globales que requieren una transformación profunda que reconozca la interrelación entre la economía, la sociedad y el medio ambiente. “Para no dejar a nadie atrás ni a ninguna mujer, debemos avanzar sinérgicamente entre estas tres dimensiones del desarrollo: económica, social y ambiental”, dijo.

La experta citó la igualdad de género como un elemento clave del desarrollo sostenible ya que las mujeres deben estar en el centro de las respuestas. Para ello, la CEPAL se propone promover acciones positivas que fortalezcan los sistemas integrales de atención, el trabajo decente y la participación plena y efectiva de las mujeres en los sectores estratégicos de la economía.

También planteó la necesidad de construir un «acuerdo global renovado» para fortalecer el multilateralismo y lograr una mayor solidaridad con los países de ingresos medios en temas centrales para el crecimiento inclusivo, el desarrollo sostenible y la igualdad de género.

“Reiteramos la urgente necesidad de avanzar en nuevos acuerdos políticos, sociales y fiscales encaminados al cambio estructural para la igualdad”, dijo Güezmes.

Dijo que, en esta perspectiva, la participación de las mujeres en toda su diversidad en los procesos de toma de decisiones es muy importante, especialmente en relación con el cambio climático.

Para ello, dijo, es necesario monitorear su nivel de intervención a nivel local, nacional e internacional -donde persiste la asimetría- y dotar de los recursos necesarios a las organizaciones de mujeres, especialmente a las de base, para que participen en esas espacios.

“Incluye fortalecer los flujos financieros para llegar a las mujeres que están a la vanguardia de las respuestas al cambio climático y conscientes de la situación en sus comunidades, y fortalecer su capacidad para convertirse en indígenas, indígenas y afrodescendientes. espacios de toma de decisiones ambientales para promover el intercambio de información de sus antepasados ​​sobre medidas de mitigación y adaptación”, dijo.

Güezmes destacó el aporte de activistas y ambientalistas a la democracia, la paz y el desarrollo sostenible. Es necesario “reconocer el aporte que hacen a la protección de la biodiversidad y el desarrollo, a pesar de hacerlo en condiciones de fragilidad y explotación y menor acceso a la tierra, los recursos productivos y el control”, dijo.

Por su parte, Roca, al igual que otras mujeres locales del altiplano andino del Perú, hace un llamado a la agroecología para adaptarse al cambio climático y encontrar una solución con la Pachamama, para hacer oír su voz.

“Tenemos ideas y sugerencias que hay que tomar en cuenta para mejorar el clima y nuestra vida”, dijo el agricultor nativo.

Editorial TMD

Amplia experiencia en el campo informativo. Recogemos las noticias más importantes alrededor del mundo de las fuentes oficiales para ti. En tu Mundo al Día monitoreamos el acontecer global y recogemos los testimonios y comentarios de las fuentes originales resumidas para ti en este portal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Jacinto Pabón Rodarte +info...
Finalidad Manage and moderate your comments. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba