Túnicas de nazareno Sevilla, sinónimo de devoción y fervor

By | 10 diciembre, 2015

El ser parte de las festividades más importante de tu ciudad te permiten vivir sus momentos más importantes. Se trata de esos días que esperas con devoción y fervor, después de todo el trabajo realizado para celebrar con gran emoción la tradición y así transmitir la palabra de Cristo mediante la vestimenta de las túnicas de nazareno Sevilla.

Hay que recordar que estas festividades se celebran una vez al año, su reconocimiento es internacional, ya que muchas personas de diferentes países se congregan para disfrutar de la majestuosidad con la que se lleva a cabo cada acto que se desarrolla durante la Semana Santa.

Asimismo, toda la comunidad sevillana se congrega para disfrutar de la procesión, algunos desde sus casas y otros se unen en las calles. Lo emblemático de todo esto es que es una tradición que se ha seguido durante muchos años, de ahí la importancia para quienes participan y quienes la disfrutan.

Un promedio de 50.000 mil personas se visten durante esta semana con túnicas de Nazareno, con el propósito de participar en alguna de las 58 procesiones que se realizan durante el día y la noche. En este momento se viven emociones inexplicables donde reina la hermandad, devoción, el arte, la música y sobre todo la fe.

Ahora bien, los Nazarenos en estas festividades son la atracción principal, se conocen por su servicio en la procesión de penitencia. Algunas de sus principales características, según su organización son:

  • Los nazareno de fila se organizan en tres columnas a la espera del inicio de la procesión su función es el cumplimiento de las penitencias, algunos llevan consigo cirios.
  • Los portadores de atributos e insignias son los que se encargan de llevar los objetos de la cofradía o hermandad como los libros, bocinas, reglas entre otros.
  • Los que llevan la cruz cumplen uno de los roles más importantes de estas ceremonias, llevan en sus hombros tras el paso de Jesucristo el símbolo del cumplimiento de sus penitencias.
  • Los nazarenos manigueteros se sitúan en una cuatro esquinas y portan el paso desde afuera, de igual manera usan su vestimenta de norma.
  • Y los nazarenos guarda mantos cumplen el rol de proteger la entereza de los mantos de la virgen.

De manera que cada nazareno debe cumplir con sus túnicas de reglamento, lo que hace más atractivo y tradicional la celebración de la Semana Santa en Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.