Es primordial asistir al veterinario en Tenerife y colocar las primeras vacunas a gatos y perros, además de llevar el control de las mismas. Tal como los seres humanos, nuestras mascotas al nacer están indefensas ante virus y bacterias que le pueden causar la muerte, por lo débil de su inmunidad y que apenas están haciendo contacto por primera vez con el mundo, pues antes del parto estaban “protegidos” en el vientre de su madre.

En este sentido, las vacunas son sustancias preparadas que generan antígenos o inmunidad (adquirida) contra enfermedades y contagios. Su función es que una vez colocada, el sistema inmune reconoce que se trata de una enfermedad, activando y produciendo anticuerpos o defensas contra estos huéspedes.

Por la razón antes mencionada, una vez que el microorganismo entra en contacto contra el cual se ha sido vacunado en algún momento de la vida, estos antígenos se encargan de proteger evitando el contagio o en caso de padecerla minimiza los síntomas haciendo que estas enfermedades sean leves. Exactamente nos pasa a todos los seres vivos que somos vacunados.

Vacunas fundamentales para gatos y perros

¿Cuáles son las vacunas necesarias o principales que fortalecen a nuestras mascotas?

Específicamente la finalidad de administrar estos preparados es prevenir las enfermedades contagiosas o muy graves a los gatos y perros. Las vacunas básicas para que los animales del hogar se encuentren protegidos son las siguientes:

  • GATOS: en este punto indicaremos la enfermedad y otros nombres, así como el microorganismo responsable:

    • Panleucopenia o denominada Enteritis infecciosa, es causada por el Virus de la panleucopenia felina.

    • Influenza o el complejo respiratorio felino (Rinotraqueítis felina) la transmite el Calicivirus felino y el herpesvirus felino 1.

    • Leucemia causada por el Virus de la leucemia felina.

    • Chlamydophilosis o Clamidiosis la transmite el Chlamydophila felis.

    • Rabia (o hidrofobia) la produce el Virus de la Rabia.

  • PERROS: entre los microorganismos responsables y otros nombres dados a la enfermedades  tenemos:

    • Conocida como la enfermedad de Carré o Distemper, popularmente se le llama moquillo, su transmisión se produce por el Virus del moquillo canino.

    • En cuanto a la Leptospirosis los virus responsables que la causan se denominan: Leptospira icterohaemorrhagiae, L. canicola, L, Pomona y L, gripotiphosa.

    • Rabia o Hidrofobia, es de las más mortales y el microorganismo es el virus de la rabia.

    • Bronquitis infecciosa o también conocida como la tos de las perreras,  pueden presentar ciertos virus como:

      • adenovirus caninos (tipo 1 y tipo 2)

      • virus de la parainfluenza

      • Herpes virus canino

      • Coronavirus respiratorio canino

      • Bordetella bronchiseptica

      • Reovirus canino

    • Parvo virosis es de los padecimientos más comunes, su contagio es producida por el Parvovirus canino.

    • La Enfermedad de Rubarth cuenta con varios nombres y entre los que se conocen están: Hepatitis viral o infecciosa canina, su transmisor es el llamado Adenovirus canino 1 (CAV-1)

Plan de vacunación – ¿Cuándo ponerlas?

Tal como los niños, a nuestros pequeños amiguitos también hay que tenerles un control de vacunación para mascotas y saber exactamente cuándo debemos llevarlo al veterinario con el fin de aplicárselas. A continuación te lo decimos.

Los gatos:

  • Dos meses:

    • Trivalente de panleucopenia, el calcivirus y la rinotraqueitis

  • Dos meses y medio:

    • Leucemia felina

  • 3 meses:

    • Segunda dosis de la trivalente (revacunación)

  • 3 meses y medio:

    • Segunda dosis de la leucemia (revacunación)

  • 4 meses:

    • Vacuna contra la Rabia

Los perros:

  • La vacuna séxtuple debe aplicarse a los 2, 3, 4, y 12 meses de edad y luego repetirse cada año o seguir el siguiente plan:

    • El Parvovirus canino puede colocarse a los 45 o incluso 50 días, esto es más o menos a los 2 meses y medio.

    • Está la triple viral, que previene de contraer parvovirus, el moquillo y hasta la hepatitis. El momento adecuado es a los 3 meses de edad.

    • Pentavalente, por su parte, está indicada para ponerse a los 3 meses y medio a 4 meses.

A los 6 meses, es conveniente que reciba la vacuna contra la rabia (hidrofobia). Después se aplica a los 12 meses y posteriormente se ha de repetir anualmente. La recomendación es aplicarla de manera individual, pues ofrece una mayor acción contra el virus.

Comparte ésto en tus redes sociales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *